LEDHERMAN

GENERAL DE BRIGADA
“PEDRO BRICEÑO MENDEZ”
  
Coronel (Ej-Ven) Manuel A Ledezma Hernández

El General
Nació en la otrora provincia de “la muy noble y muy leal” Barinas, hoy ciudad Barinas, en el año de 1794; hijo del General Pedro Briceño del Pumar *, también Prócer en la Guerra emancipadora y Manuela Méndez de la Barta, de cuyo matrimonio nacieron 10 hijos, entre los que se encuentra Pedro Briceño Méndez.
General en la Guerra de la Independencia de Venezuela; escritor, político y diplomático; estudió cánones y Leyes en la Universidad de Mérida donde obtuvo el título de Bachiller en Artes; fue Bachiller en Derecho Civil de la Universidad de Caracas.
Secretario del Libertador.
Participó en la campaña “Admirable”; en las batallas de Calabozo; el Rincón de los toros; el Sombrero; Taguanes; Ortiz; el Mirador de Solano; Bárbula; las Trincheras; el valle de Vigirima; Araure; en la defensa de Valencia, en el sitio impuesto por Ceballos a esa ciudad (28 de marzo – 02 de abril)
Fue parte activa de la Junta para arreglar la expedición de los patriotas que llega a Margarita.
Participa activamente en la firma del Armisticio acordado entre el Libertador y Morillo.
Bolívar, presidente de Colombia, lo nombra Secretario de Guerra. Fue miembro del Congreso de Cúcuta en 1821.
Participa como Secretario de Estado, nombrado por Santander en 1823.
Jefe Superior de Guayaquil y Ecuador y en la Convención de Ocaña en 1828.
Es albacea del Libertador el 1 de diciembre de 1830. Ese mismo año actuó como constituyente de Bogotá.
En 1835 fue Senador en el Congreso Venezolano y figuró entre los jefes de la Revolución Reformista.
Muere en Curazao en 1836.
Epónimo de la promoción de 146 Oficiales, de aquél ejército “Forjador de Libertades”, egresados de la Academia Militar de Venezuela en el año de 1972.

Los 146 alféreces
Un enorme reto, pero al mismo tiempo un privilegio y un honor para un Teniente que recién descendía de las montañas de oriente donde se jugó la vida combatiendo a los traidores y a los comunistas que pretendieron imponer un régimen castro-comunista en los años comprendidos entre 1965 y 1970, lapso en el que me tocó cumplir mi deber y mi juramento como Oficial del ejército venezolano.
Sí. Yo tuve ese privilegio, ese honor, de haber sido su Comandante durante el año en el que conformaron el Curso Militar de la Academia Militar de Venezuela, año de duro ‘bregar’, tanto para ellos que tuvieron que ‘soportarme’, como para mí porque tuve que hacer uso de todos mis conocimientos de mando y conducción ya que, ellos, tampoco eran unos ‘ángeles’. El 5 de julio de 1972 se graduaron con el grado de Sub Tenientes esos jóvenes y briosos corazones, dispuestos a comerse el mundo como postre; hombres provenientes desde los diferentes rincones de esta Tierra de Gracia.
Durante el devenir de su carrera como militares profesionales cumplieron las más exigentes tareas. Algunos de ellos se quedaron en el camino, otros fueron a servir en otro ejército en el plano diferente a este planeta, ¡allá siguen cumpliendo su misión!
El pasado 25 de noviembre pudieron concretar su reunión social para celebrar los cuarenta y cinco años de su graduación como Oficiales del ejército; celebración prevista, inicialmente, para el mes julio inmediato anterior, pero que decidieron posponer por respeto y consideración a las familias que sufrían y guardaban luto por sus hijos y parientes fallecidos en los sucesos acaecidos en los primeros meses del presente año. Este gesto ya indica, por sí solo, la calidad y humanidad de los integrantes de la promoción Gral. Brig. Pedro Briceño Méndez.
Gratos recuerdos afloraron en ese compartir con los otrora jóvenes cadetes; muchas palabras de reconocimiento hacia mi persona que me hicieron sonrojar y las que más me agradaron, repetidas por muchos de esos soldados, fueron: “…mi Coronel, todavía soy un soldado y lo volvería a ser…”
¡Gracias soldados de la promoción Pedro Briceño Méndez por darme esa maravillosa oportunidad de retroceder en el tiempo, rememorar una época hermosa y, sobre todo, por darle esa fuerte dosis de juventud a mi viejo corazón de soldado!
Solo me resta decirles que su responsabilidad y trabajo con esta Tierra de Gracia no ha terminado; aún falta mucho por hacer, manténganse unidos, traten de constituirse en una asociación, o algo similar, que les permita planificar y desarrollar acciones en beneficio propio y del resto de militares profesionales, sus familiares y los sobrevivientes, que padecen graves deficiencias como consecuencia del incumplimiento de las obligaciones que la LOSFAN-2015 impone a los responsables de planificar y ejecutar lo que dicha ley ordena pero que, olímpicamente, ignoran esas órdenes.

Comentario final y aparte
El Círculo Militar en Maracay da vergüenza, da asco. Tiene más parecido a un mercado clandestino de buhoneros ubicado en alguna frontera de paupérrimos países. Allí entra y deambula cualquier tipo de personas, ¡hasta mendigos, porque se me acercaron pidiendo comida o dinero!, ¿y para eso los militares profesionales, activos y los que se encuentran en situación de retiro, así como los familiares sobrevivientes, pagan una cuota mensual destinada para el Instituto Círculo Militar?
Noviembre, 28 de 2017
 _________________________________________






Esta es una de nuestras realidades que el común de la gente ignora y nos meten en el mismo saco junto con los hampones y narcotraficantes.
Coronel (Ej-Ven) Manuel A Ledezma Hernández

Autor: Coronel ® (FAV) Sammy Landaeta Millán. VENEZUELA

viernes, 3 de noviembre de 2017

DENUNCIA: #BANESCO @Banesco DESCONOCE mi DERECHO de cobrar en EFECTIVO una porción de mi PENSION de RETIRO de la #FAN del #IPSFA @IPSFASOCIALISTA Coronel ® FAV Sammy Landaeta Millán 

 

 

Desde hace varios días he tenido la inquietud, la incomodidad y la molestia de tener que DENUNCIAR en forma PÚBLICA a la Entidad Bancaria BANESCO BANCO UNIVERSAL, de la República Bolivariana de Venezuela, en los términos de que BANESCO, DESCONOCE MI DERECHO de cobrar en EFECTIVO una porción de mi PENSION de RETIRO de la #FAN del #IPSFA @IPSFASOCIALISTA
El motivo principal de dicha DENUNCIA lo constituye el hecho de NO poder retirar los fondos que me abona el Instituto de Previsión de la Fuerza Armada Nacional de Venezuela, como Oficial en Situación de Retiro con el Grado de Coronel de la Fuerza Aérea Venezolana, con el beneficio de RETIRADO con PENSION vitalicia por 25 Años de Servicios cumplidos a la Nación. 
Refiero que en una primera instancia me dirigí a la Agencia Banesco de San Antonio de Los Altos Estado Miranda donde resido y expuse la necesidad de obtener una porción de EFECTIVO deducida de la cuenta Corriente N° 0134-0534-42-5341020605 por razones de tener que cancelar compromisos particulares de unos exámenes y se me informó que solo podía retirar Bs. 10.000,00 en cheque y Bs. 5.000,00 por Cajeros Automáticos. 
Pero pese a mi instancia por la necesidad perentoria, permanecí por más de 4 horas en el Banco Banesco para que se me diligenciara con la principal de Caracas la obtención de Bs. 300.000 de los Bs. 800.000 que se habían depositado. En horas de la tarde, me atendió la Gerente de Servicios de Banesco, quien me dijo que esa cantidad era imposible, que su amplitud podría estar por el orden de Bs. 30.000,00 cuestión que NO estuve de acuerdo. Pero NO obstante me pidió mi cedula de identidad y la Constancia de Pensión otorgada por el IPSFA y tiempo después me comunico que podía hacer un cheque por Bs. 100.000,00 lo cual se me permitió cobrar por dicha cantidad mediante el pago del Cheque N° 14851213 en mi condición de PENSIONADO de la Fuerza Armada Nacional.
El otro evento lo constituye que desde el día lunes de la presente semana acudí a la Agencia Banesco del Centro Comercial Cristal. Naguanagua. Estado Carabobo, ciudad donde permanezco por razones de tratamientos médicos u odontológicos que me demandan la obtención de dinero efectivo de mi cuenta Corriente donde cobro la Pensión como Militar en Situación de Retiro de la FAN.
Allí me atendió la Sub Gerente de la Entidad y me dijo que en la medida que el Banco tuviera disponibilidad -mediante la llegada de la Remesa- podría pagarme eventualmente entre Bs. 100.000,00 a Bs. 120.000.00 bolívares, previa autorización de la Agencia principal de Caracas, deducidos de mi pensión de Retiro, depositada a partir del día 30-10-2017 por una cantidad aproximada de Bs. 800.000,00
Acudí a la Agencia Banesco del Centro Comercial Cristal. Naguanagua durante 3 días NO consecutivos y NO teniendo información de la llegada de la Remesa, espere hasta hoy viernes 03-11-2017 donde solicite a la Señora Ofelia (que así se llama la Empleada) quien amablemente me recibió la constancia, la cedula y el carnet para tramitar con Caracas, el retiro de Bs. 100.000,00 a Bs. 120.000,00 que necesito para costearme gastos médicos, odontológicos u otros que debo cancelar en efectivo porque casualmente el Seguro que tengo; NO lo aceptan en el consultorio donde me aplican el tratamiento, y antes de las 12 M, se me comunico que ya los documentos estaban tramitados a Caracas.
Pasadas las 12 la Señora Ofelia me volvió a comunicar que había enviado un mensaje de texto a su Supervisor que estaba en una reunión, explicándole mi situación particular de necesidad perentoria de disponer dinero de mi PENSION DE RETIRO de las Fuerzas Armadas Nacionales, cosa que agradecí y agradezco.
Pasada la 1 PM, de esta misma fecha. La precitada Señora Ofelia me comunicó que saliera a almorzar mientras se procesaba la solicitud de disposición de fondos de mi pensión de Retiro, mediante la respuesta de Caracas. Pero, NO obstante, pasado cierto tiempo, recibí una llamada en mi teléfono celular donde ella me comunicaba que Caracas, me había NEGADO la disposición de fondos y que procediera a retiro por taquilla Bs. 10.000,00 o Bs. 5.000,00 por cajero lo cual considero que a todos los efectos es una BURLA, para con un adulto mayor, una falta de respeto para con una persona de 67 Años y una INDOLENCIA de Banesco ante los problemas que tenemos los venezolanos con pensión o NO.
Contesté que es lamentable que Banesco, pese a la constancia, DESCONOCE mi DERECHO como PENSIONADO de la Fuerza Armada Nacional, porque aduce que se me paga por una TRANSFERENCIA, lo cual es una modalidad administrativa que adoptó el IPSFA y las razones NO me incumben, pero ante la destemplada respuesta; me afectan.
Que mi cuenta corriente data desde el PLAN MILITAR II que suscribió UNIBANCA con el IPSFA y allí fueron incluidos profesionales ACTIVOS y RETIRADOS de la Fuerzas Armadas Nacionales que permanecemos en la Nómina BANESCO.
Que como adicional referí a la Señora Ofelia, que cuando el Instituto de Previsión Social de la FAN ordenó migrar las cuentas a la Banca Pública, mi persona y un número NO determinado de afiliados al IPSFA permanecimos en dicha Entidad, luego de enviar una comunicación por escrito al Presidente del IPSFA, manifestado la voluntad de permanecer en esa Entidad Bancaria, por lo cual considero INSOLITO que ahora se me diga que NO se me autorizan unos fondos, que los necesito en forma perentoria, porque como señalé; el IPSFA me paga por TRANSFERENCIA, lo cual considero respetuosamente como un  argumento falaz y por eso pregunto y me pregunto:
¿Por qué Banesco DESCONOCE la CONSTANCIA DE PENSION del IPSFA, si esta se encuentra diseñada para AUTENTICARLA por página web, correo electrónico, código de barras, números telefónicos y la misma está dentro del plazo de 90 días de vigencia?
¿Será que Banesco NO conoce la nómina de RETIRADOS de la FAN que cobran por su Entidad Bancaria?
¿Sera que la información IPSFA-BANESCO NO fluye en forma efectiva para saber quiénes son PENSIONADOS y quienes NO?
¿Existirá intención de diseñar procedimientos expedidos entre IPSFA-BANESCO para regularizar el pago de PENSIÓN de los MILITARES en Situación de Retiro, pensión de sobrevivientes, viudas y otras categorías de beneficios sociales del Instituto?
¿Por qué Banesco DESCONOCE mi derecho de obtener una porción de mi PENSIÓN, si Constitucionalmente estoy en Situación de RETIRO del Servicio Activo de la Fuerza Armada Nacional y en etapa de vejez?
Al final de esta triste, penosa e incómoda realidad, solo me queda DENUNCIAR por este medio y por las Redes Sociales, de la República Bolivariana de Venezuela, el ATROPELLO a que he sido sometido por desconocérseme mi derecho a obtener una porción de mi Pensión, en efectivo, que según la disposición que mantiene Banesco ameritaría de:
80 Cheques para retirar los fondos de Banesco.
80 viajes al Banco Banesco.  
80 días hábiles para obtener los recursos de Banesco, sin contar, la etapa de 3ra edad con 67 Años, la Hipertensión Arterial, las Hernias Discales, los dolores en la Piernas por Secuelas de un Atropello vehicular, la hinchazón de los pies por presentar Neuroma de Morton y
80 viajes en Autobús, porque a la par el @IPSFASOCIALISTA echó al cesto de desperdicios la Solicitud de Vehículos N° 143 del Coronel (Av.) Sammy Landaeta Millán (*) la cual dirigí hace 6 años 10 meses a la Presidencia IPSFA y fue excluida en el otorgamiento de un número no menor de 20.000 vehículos, entre 75. 000 solicitudes promedio.
¡Qué INGRATITUD! ¡Qué barbaridad! Ni que hubiese asesinado al “eterno”.
Cita: “La ingratitud es el crimen más grande que pueden los hombres atreverse a cometer.”
Simón Bolívar
9 de enero de 1824
  
Autor: Coronel ® FAV Sammy Landaeta Millán
Naguanagua, 3 de noviembre de 2017
Twitter:  @ProtestaMilitar
sammylandaeta@gmail.com


ADICIONAL







(*) La Guinda