LEDHERMAN

Ciudadana Vicealmirante
ÉRIKA COROMOTO VÍRGÜEZ OVIEDO
Ciudadano General en Jefe
VLADIMIR PADRINO LÓPEZ


Coronel (Ej-Ven) Manuel A Ledezma Hernández

Parte III de III
A
Militares profesionales en
SERVICIO ACTIVO

Aunque parezca increíble ustedes son los más débiles en cuanto a seguridad social se refiere porque, sencillamente, no pueden reclamar lo que por ley les corresponde y solo cuando nosotros, los que ya cumplimos nuestro tiempo de servicio, reclamamos nuestros derechos ustedes también son beneficiados; pero no existe una retroactividad de parte de ustedes, al contrario, existe casi un desprecio, algo así como si ustedes nunca van a salir del servicio activo.
Esta recriminación va dirigida, principalmente, a esos oficiales que tienen el poder y la atribución de interceder por el bienestar social de todos los que integramos la fuerza armada, incluyendo los familiares y a los sobrevivientes y en ese grupo de oficiales incluyo muy especialmente a quienes ocupan cargos gerenciales en el IPSFA, Círculo Militar, hospitales, entidades financieras, seguro, empresas, comando y direcciones de los diferentes Componentes y hasta en las denominadas “Zonas y Redi” cuyos jefes no tienen la más mínima idea de lo que es el Bienestar y seguridad social ya que, cuando un militar profesional o un familiar sobreviviente acude en busca de una información, o de un apoyo, nunca lo obtiene, bien sea por indiferencia o por craso desconocimiento de quien debe darle la información y el apoyo solicitado.
Cada día la situación económica se deteriora más y más lo que incide directamente en nuestro bienestar y seguridad social, sin distinción entre activo o reserva activa excepto cuando la atención se debe brindar a un Tropa Profesional, o a un Oficial subalterno y hasta a un Oficial superior en comparación a la que se brinda a un Oficial general o almirante activo.
Como militar profesional en servicio activo es difícil exigir, pero ante una emergencia nada vale esa limitación porque, si es su hijo, o su esposa, o alguno de sus ascendientes quien necesite una medicina, o una atención médica, ¿usted se quedará de brazos cruzados y que “Dios quiera”?… no lo creo… pero sí creo que su sangre no debe ser de horchata, o por lo menos la sangre de sus familiares que no están sometidos a la legislación militar a quienes usted no puede, ni debe, coartarle ese derecho de reclamar lo que les corresponde.
El actual sometimiento, que no debe ser confundido con subordinación, me recuerda un escrito que encontré, hace años, en la “Revista del ejército, marina y aeronáutica”, del 24 de julio de 1931, año I, Nº 1, publicada por el entonces Ministerio de guerra y marina:

[En un grupo de artillería…] «poco después del pronunciamiento de Kapp,1 se aumentó la planta del grupo citado en 80 hombres procedentes de una batería disuelta que estaba de guarnición en una capital. El jefe de este refuerzo, un veterano sargento, anuncia su llegada y se presenta al capitán en la forma correctísima usual en los tiempos anteriores a la guerra; el capitán saluda a los soldados y se congratula del espíritu que parece animarles y que recuerda al que nunca debió debilitarse. Al preguntar al sargento si tiene algo que manifestar, contesta éste en sentido afirmativo, solicitando una entrevista, a solas, con el capitán. En vista de ello, éste conduce al sargento a su despacho para que le diga lo que desee. “Le ruego, mi capitán, me diga las ideas políticas que usted sustenta”. El capitán, dando un brinco en la silla, replica en tono descompuesto: “¡Voto a mil diablos, esta maldita política parece no lleva trazas de terminar nunca!” “¡Llevo 20 años de servicio, no he pertenecido ni perteneceré a ningún partido político, ni consentiré que ningún subordinado mío se atreva a hacer política!”
Entonces sonrió el sargento, que no dejaba de permanecer cuadrado, y contestó: “Mi capitán, estas palabras son precisamente las que deseaba oír de labios de usted, y por esto me he atrevido a formular mi pregunta. El pelotón que he conducido desea un jefe que sea ante todo militar y no se una a la mayoría para moverse después al impulso de los diferentes acontecimientos que se desarrollan constantemente. Ahora sé, mi capitán, el terreno que piso; me permito expresarle respetuosamente nuestro agradecimiento por el recibimiento que nos ha dispensado y nuestra inquebrantable adhesión y respeto a cuantas órdenes se digne darnos como soldados únicamente que somos y para que impere de nuevo la disciplina con todo su esplendor”. Entonces se dieron un apretón de manos ambos hombres y el capitán se quedó pensando a qué extremo se había llegado de tener que sondear los soldados el modo de pensar de sus jefes, para encontrar uno digno de confianza. Y a pesar de todo, esta demostración es un rayo de esperanza para el porvenir.
Bien sea en tiempo de paz, durante una larga guerra contra fuerzas enemigas superiores en número, o en época de revolución, siempre se necesitarán hombres cuando haya que educar y guiar tropas, y esto es sólo posible cuando están fuertemente unidas por la confianza y respeto recíproco con sus oficiales. La disciplina por sí sola, no es suficiente para mantener la cohesión de las tropas. Los últimos 10 años nos han enseñado mucho y ojalá los oficiales, tanto veteranos como jóvenes, se inspiren en estas enseñanzas. El superior debe ser siempre un modelo de laboriosidad e inteligencia. Exempla trahunt».2
Franz Kaiser,
Mayor del Ejército Alemán
(Publicado originalmente del Memorial del Ejército de Chile)

B
Militares profesionales en
SITUACIÓN DE RETIRO / RESERVA ACTIVA
Nosotros, los que ya cumplimos nuestro tiempo de servicio debemos ser los principales defensores de nuestros beneficios socioeconómicos, pero no lo somos.
PARA LA GRAN MAYORÍA, cuando dejan la fuerza armada, parece ser que se quitan un peso de encima e inmediatamente se enchinchorran, les importa un bledo lo que pasa en la fuerza armada, son apáticos hasta con aquello que por ley les corresponde y se vuelven incapaces para reclamarlo; se sientan a esperar que “otros” les lleven hasta el chinchorro todo lo que necesitan. Algunos tienen la osadía, el descaro, hasta cambiar de “bando” con la esperanza de que les lleguen algunas migajas.
Muchas de las deficiencias en nuestra seguridad social podrían ser atribuidas a esa displicencia, esa molicie, que permite que otros sean los que decidan por nosotros y hasta se den el tupé de restringir nuestros derechos en cuanto a beneficios sociales y económicos, tal y como está sucediendo en estos momentos.
No falta alguno que proponga organizar una manifestación dentro del IPSFA ¡y hasta en el ministerio de la defensa!, pero esos individuos son los primeros en no aparecer en el caso de que su propuesta llegara a ser aceptada… ése no es el camino, pero sí podemos enviar mensajes por correo electrónico y cualquier otro medio de las redes sociales e incluso entregar una correspondencia tanto en el IPSFA como en el ministerio de la defensa.
Sé, porque así me lo han hecho saber, que esos escritos pasan por debajo de la mesa, pero llegará un momento en que esos oficiales activos no podrán con su conciencia y tendrán que resolver las demandas y solicitudes que se les haga; recuerde el dicho “el que no llora, no mama, aunque esté entre las paridas”; desgraciadamente vivimos en una etapa en la cual, si usted no lucha por lo suyo nadie se lo va a dar, aunque le corresponda por derecho, aún en caso de que esté a punto de fallecer tal y como sucede con muchos que padecen de cáncer, …por ejemplo.
C
FAMILIARES SOBREVIVIENTES
Éste es otro sector que, hasta hace poco se había mantenido al margen, sufriendo las mayores injusticias y discriminaciones, pero afortunadamente parece que ya comenzaron a reaccionar y están solicitando se les reconozcan sus derechos y beneficios socioeconómicos; van poco a poco, pero pisando firme y lograrán lo que se proponen… ¡claro que lo lograrán porque la gran mayoría, si no es la totalidad, son mujeres y en este país son ellas las que tienen las bo…tas puestas!
Nuestro bienestar y seguridad social es responsabilidad de todos y en beneficio de todos nosotros.
Diciembre, 6 de 2018

Por cierto, informática del IPSFA está (o estuvo) en manos de oficiales activos, pero esa dependencia no funciona en absoluto, ¿será por ineficiencia de esos profesionales?, ¿será por un supuesto “incendio” ?, algo muy común cuando se quiere borrar ciertos “historiales”, ¿o será porque esos oficiales fueron transferidos y desorganizaron todo o se llevaron algunas claves y procedimientos vitales?, si esto último es cierto ¿por qué no están presos? ¿o sí lo están?
­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­___________________________________________________________
1 Se designa pronunciamiento de Kapp (en alemán Kapp-Putsch) a un golpe militar fracasado que se desarrolló entre el 13 y el 17 de marzo de 1920, a comienzos de la República de Weimar.
Estuvo dirigido por Wolfgang Kapp, un político de derechas, y el general Walther von Lüttwitz. Los golpistas asumieron el poder en Berlín, y el Gobierno huyó desde Dresde a Stuttgart.
El ministro presidente de Baviera, un socialdemócrata, fue destituido por los militares, quienes nombraron a Gustav von Kahr, un político conservador. Los sindicatos convocaron una huelga general, el Partido Comunista de Alemania (KPD) llamó a la lucha armada y se desató una fuerte resistencia, especialmente en la zona carbonífera y metalúrgica del Ruhr, que tuvo como resultado cientos de víctimas.
Al cabo de una semana, el golpe militar de Kapp fue sofocado.
El golpe fracasó por la fuerte resistencia de los sindicatos, por la pasividad de la burocracia ministerial en Berlín y por la falta de planificación de los golpistas.
La Asamblea Nacional de Weimar fue disuelta y se convocaron nuevas elecciones para el 6 de junio de 1920.
Papel de los industriales
Walther Rathenau y su gigantesca empresa, la AEG, estuvieron entre aquellos que proveyeron fondos para los Freikorps golpistas. Los industriales querían ponerle freno a la revolución. Sin embargo, luego de la intentona de golpe, ya no los financió, por poco fiables.
2  Ejemplo arrastra. || Verba movent exempla trahunt  /  Las palabras mueven, los ejemplos arrastran


Ciudadana Vicealmirante
ÉRIKA COROMOTO VÍRGÜEZ OVIEDO
Ciudadano General en Jefe
VLADIMIR PADRINO LÓPEZ


Coronel (Ej-Ven) Manuel A Ledezma Hernández

El soldado, por encima de todos, ora por la paz pues es el soldado quien debe sufrir y aguantar las más profundas heridas y cicatrices de la guerra.
Douglas MacArthur


Parte II de III
Ciudadano General en Jefe
VLADIMIR PADRINO LÓPEZ
Ministro del Poder Popular para la Defensa
y
Vicepresidente Sectorial de Soberanía Política, Seguridad y Paz

Quise publicar este escrito el pasado lunes 3 de diciembre, pero fue imposible porque, al iniciar su redacción, me desvié del propósito del mismo y me extendí sobre la responsabilidad que usted, como ministro de la defensa, tiene en todo lo que sucede en nuestra Tierra de Gracia, en especial la defensa de nuestro Esequibo, la defensa de nuestra soberanía y muchos otros puntos de honor que, como venezolanos y como herederos de nuestros libertadores, tal y como nos gusta identificarnos constantemente, estamos en la obligación perpetua de cumplir.
Pero no lo hacemos, o mejor dicho, no lo hacen quienes en estos momentos tienen en sus manos el “testigo” entregado por nosotros, los que ya estamos fuera del servicio activo.
¡Otra vez caí en lo que no quería caer, pero no dejaré por fuera lo ya escrito y aquí quedará.
Usted cumplió, en julio de este año, 34 años de servicio. Creo que es el militar profesional que más años ha llegado a cumplir en servicio activo, eso tiene que haberle permitido conocer muy a fondo a nuestra fuerza armada, desde su capacidad “operacional” hasta sus características “administrativas”.
Durante su etapa como Cadete de la entonces Academia Militar de Venezuela tiene que haber conocido, internalizado, los principios de Mando y Conducción, materia obligatoria, y entre ellos figura:
CONOZCA A SU GENTE Y PREOCÚPESE POR EL BIENESTAR DE ELLOS
El asunto, señor General en Jefe y ministro de la defensa es que parece ser que, debido a sus múltiples obligaciones como ministro y a las derivadas de sus cargos adicionales, usted ha perdido contacto con los integrantes de la fuerza armada, sus familiares directos y familiares sobrevivientes y eso ha generado un deterioro notable puertas adentro de la fuerza armada; deterioro que es puesto en evidencia por las noticias negativas que aparecen en diversos medios de comunicación y redes sociales denunciando hechos delictuosos que van desde el hurto hasta el asesinato, pasando por corrupción, tráfico de estupefacientes, deserciones y otros delitos cometidos, tanto por personal en servicio activo como por los que se encuentran en la denominada reserva activa, que genera, al final, un debilitamiento de nuestro prestigio y nuestro poder militar.
La historia militar nos narra hechos bélicos, pero también anécdotas; arengas o exhortaciones militares; frases y entre éstas últimas deseo atraer su atención sobre una de Napoleón Bonaparte:
Un ejército marcha sobre su estómago.
Y he aquí la principal causa de tantas irregularidades antes mencionadas porque todos los honestos, como lo somos la gran mayoría, estamos padeciendo hambre y algunos han llegado a la solución más drástica que han encontrado… ¡el suicidio!
Hace unos meses atrás usted dijo, claro, fuerte y sin dejar lugar a dudas, que un Teniente no podía tener una remuneración igual a 14.000 bolívares soberanos, …yo le pregunto señor ministro: ¿por qué no?, ¿acaso es conocido por usted las necesidades que pueda tener ese hipotético Teniente? No deseo llegar a creer que usted dijo eso como consecuencia de la decisión de una ñángara. 1
¿Conoce usted nuestra Ley Orgánica de Seguridad Social, de fecha 29 de diciembre de 2015, denominada como “Negro Primero”?
Ella, en su artículo 4º establece:

Artículo 4°. El Ministerio del Poder Popular con competencia en materia de Defensa es el órgano rector en materia de Seguridad Social  de la  Fuerza Armada Nacional Bolivariana  y  tiene la competencia  de  garantizar la  protección establecida  en este Decreto con  Rango, Valor y  Fuerza de  Ley Orgánica, por intermedio del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, del Instituto Autónomo Círculo de la Fuerza Armada  Nacional Bolivariana,  del Banco de la Fuerza  Armada Nacional  Bolivariana  y demás entes generadores  de bienestar social.

Este artículo hace a usted responsable de todo lo que suceda o deje de suceder en relación a nuestra seguridad social, usted, nadie más, porque quien ejerza la presidencia de la Junta Administradora del IPSFA solo es un ejecutor de las políticas, órdenes y disposiciones que usted dicte, enmarcadas en lo que dispone la ley antes citada.
Seguidamente encontrará el artículo 6º, el cual pone en evidencia una de las grandes deficiencias dentro de la estructura del ministerio que usted regenta, éste artículo ordena:

Artículo 6°.  El Ministerio del Poder Popular con competencia en materia de Defensa en su condición de órgano rector, coordinará, gestionará y administrará el Sistema de Seguridad Social Integral de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, a través del Viceministerio de Servicios, Personal y Logística.

¿Por qué pone en evidencia las grandes deficiencias, el génesis de ellas, en la gestión de nuestra seguridad social?… ¡sencillamente porque, según el organigrama estructural del MPPPD, aprobado por el ministerio del poder popular de planificación mediante oficio Nº 157 de fecha 08-07-2014, usted no cuenta con un verdadero órgano supervisor y ejecutor de las políticas de seguridad social para toda la fuerza armada!
Nuestra seguridad social depende de un viceministerio que, en realidad, no tiene nada que ver con ella y lo más conveniente es que exista el “VICEMINISTERIO DE BIENESTAR Y SEGURIDAD SOCIAL” que reúna, unifique, coordine y administre los grandes y dispersos recursos financieros, humanos y estructuras dedicadas a la salud, bienestar y seguridad social de todos y cada uno de los integrantes de la fuerza armada, sus familiares y los familiares sobrevivientes.
En ese viceministerio tienen que estar: IPSFA; IACM; Hospitales y clínicas militares, todas, absolutamente todas; casas de albergue y todo aquello que, de alguna u otra forma, tenga la más mínima incidencia en cuanto a nuestro bienestar y seguridad social.
Otra herramienta que no ha puesto en “uso” desde el 29 de diciembre 2015 es el “Consejo de Seguridad Social de la fuerza armada”, creado por la LOSSFAN 2015 en sus artículos 23, 24 y 25:
Artículo 23.  El Consejo de Seguridad Social de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, es el órgano asesor y consultivo de la Ministra o del Ministro del Poder Popular para la Defensa, en las materias reguladas por el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica y sus Reglamentos.

Artículo 24.  El Consejo de Seguridad Social de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, estará integrado por:
1. Viceministra o Viceministro de Servicios, Personal y Logística, quien lo presidirá;
2. La Jefa o Jefe de las Oficinas de: Gestión Humana, Gestión Administrativa y Planificación y Presupuesto del Ministerio del Poder Popular con competencia en materia de Defensa;
3. La Directora o el Director General de Salud de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana;
4. La Presidenta o el Presidente de la Junta Administradora del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, quien actuará como Secretaria o Secretario;
5. La Presidenta o El Presidente del Instituto Autónomo Círculo Militar de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana;
6. La Directora o El Director de Personal de cada Comandancia General;
7. La Consultora o El Consultor Jurídico del Ministerio del Poder Popular con competencia en materia de Defensa;
8. La Presidenta o El Presidente del Instituto de Oficiales en reserva Activa de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana;
9. Un Oficial en reserva activa, con goce de pensión, designado por la Ministra o el Ministro del Poder Popular con competencia en materia de Defensa, mediante resolución ministerial;
10. Un Tropa Profesional en reserva activa, con goce de pensión, designado por la Ministra o el Ministro del Poder Popular con competencia en materia de Defensa, mediante resolución ministerial; y
11. Cualquier otro, designado por la Ministra o el Ministro del Poder Popular con competencia en materia de Defensa, mediante resolución ministerial.

Artículo 25.  El Consejo de Seguridad Social de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, tendrá las funciones siguientes:
1. Proponer los lineamientos estratégicos de la política de Seguridad Social   de   la   Fuerza Armada   Nacional Bolivariana;
2. Asesorar a la Ministra o el Ministro del Poder Popular para la Defensa en materia de Seguridad Social incluyendo planes de inversión de los diversos fondos;
3. Evacuar consultas en materia objeto del presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica;
4. Proponer   reformas para la actualización del presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica y sus Reglamentos en beneficio de la seguridad social;
5. Proponer las normas de regulación general del Sistema de Seguridad Social, planes y programas presupuestarios consolidados;
6.    Supervisar las formas de coordinación y participación de los órganos ejecutores de los beneficios consagrados en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica;
7. Presentar los   planes de   seguimiento, evaluación y resultados de los programas del Sistema de Seguridad Social Integral y elaborar las recomendaciones pertinentes;
8. Proponer al Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana los entes fiduciarios donde se colocará el fidecomiso; y
9. Todas las demás funciones que por su naturaleza les corresponda, de conformidad con el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica y sus Reglamentos.
El Consejo de Seguridad Social deberá reunirse por lo menos dos (02) veces al año, o cuando lo considere necesario la Ministra o el Ministro del Poder Popular con competencia en materia de Defensa o el Viceministra o Viceministro de Servicios, Personal y Logística.

Como podrá ver, usted cuenta con suficientes herramientas para fortalecer y desarrollar nuestro bienestar y seguridad social garantizado en la CNRBV en su artículo 328.
Ahora bien, dicho lo anterior, señor ministro y General en Jefe, ¿qué está pasando puertas adentro del IPSFA? ¿está sola la señora Vicealmirante, sin ningún apoyo de su parte a pesar de una visita sorpresiva que hizo hace varios días y que duró mucho más de una hora? ¿Qué está pasando con nuestras pensiones que son paupérrimas y mucho más grave en el caso de los familiares sobrevivientes antes del 29 de diciembre 2015 a quienes se les niega el derecho de acrecer? ¿qué pasa con el suministro de medicinas, independientemente del déficit nacional en ese ramo y que no es atribuible a ningún venezolano que no esté entre los altos niveles del poder nacional? ¿qué pasa con la cobertura de la póliza de horizonte que no es más que una ridiculez mayúscula que raya en la ofensa? ¿por qué es necesario un Fondo de contingencia médica cuando seguros horizonte debería cubrir, con su póliza, esas contingencias? ¿por qué se ha permitido que el IPSFA esté sobredimensionado, tanto en personal como en funciones, lo cual lo ha perjudicado y desviado de las verdaderas funciones y atribuciones para lo cual fue creado? ¿y el llamado círculo militar para qué sirve? ¿solo para administrar algunos hoteles que nunca tienen habitaciones para sus afiliados?
Señor General en Jefe ministro de la defensa, por favor, separe un poco de su tiempo y preste más atención y apoyo a nuestro bienestar y seguridad social que también es SU BIENESTAR Y SEGURIDAD SOCIAL Y EL DE SUS PADRES Y SUS DESCENDIENTES.
Reorganice nuestra seguridad social, ponga en funcionamiento el Consejo de Seguridad Social, haga crear el viceministerio de bienestar y seguridad social, ordene que, a partir del 1º de diciembre de este año, se reconozca a todos los sobrevivientes el derecho de acrecer ordenado por la LOSSFAN 2015; busque una solución para que los militares profesionales y familiares sobrevivientes residenciados en el exterior puedan recibir sus pensiones en las divisas que correspondan ¿acaso ellos tienen la culpa de que algunos individuos hayan desfalcado el tesoro nacional y con ello se hayan beneficiado con miles de miles de millones de dólares?… a propósito… ¿es, o no, cierto que un reciente presidente de Seguros Horizonte se benefició con la “minúscula” suma de TREINTA MILLONES DE DÓLARES a través de una compra inmobiliaria?
¡Hay hambre y miseria dentro de la fuerza armada señor General en Jefe!… ¿qué piensa hacer al respecto?
Recuerde:
LLAMARSE JEFE PARA NO SERLO ES EL COLMO DE LA MISERIA.
SIMÓN BOLÍVAR
27-06-1825
____________________________________________
1 Proveniente de la lengua Kariña de los llanos orientales, en específico del vocablo Ñamgarun
Diciembre, 5 de 2018