LEDHERMAN



Radiograma Nº 257 del 11enero2013

Coronel (Ej-Ven) Manuel A Ledezma Hernández

El pasado 11 de enero del presente año el actual MPPD firmó el RG Nº 257 en el cual anula un ‘acto administrativo’ del ejército y emite una orden a toda la Fuerza Armada Nacional.

Su facsímil es el siguiente:

Este documento tiene dos lecturas; la que en ella se expresa claramente y la que subyace detrás de su contenido gráfico.

Omitiré la primera lectura por obvia.

La lectura subyacente permite interpretar un ‘desacuerdo’ del Ministro de la Defensa con el oficial general que ha sido el más radical al expresar su apoyo incondicional, y el de las unidades que ha ‘comandado’, a una persona y no a un País, a una Constitución; en especial al precepto constitucional: “…esencialmente profesional, sin militancia política, […] para garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante la defensa militar […]”;  y que: “En el cumplimiento de sus funciones, está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna.”

Van a surgir voces desmintiendo este ‘pequeño desacuerdo o malentendido’, eso ya es normal en estas situaciones, pero me llama la atención que se anule una Directiva emitida por el Comandante General del Ejército en forma tan explícita cuando pudo ser hecha de forma general refiriéndose a cualquier disposición al respecto, como efectivamente lo hizo en líneas posteriores.

 Adicionalmente el Ministro de la Defensa ‘se amarró los pantalones’ y emitió una orden para que los diferentes jerarcas de la FAN se abstengan de emitir actos administrativos alguno sin la debida autorización de él.

¡Muy bien ciudadano Ministro! Ahora esperamos que usted haga revisar los discriminatorios actos administrativos que ha emitido el Despacho que actualmente administra usted, así como los emitidos por el IPSFA y otras tantas dependencias relacionadas con nuestra seguridad social y que han arrebatado, conculcado, ¡robado!, beneficios sociales que por derecho y por ley nos corresponden a los militares profesionales que nos encontramos en situación de retiro y a los familiares sobrevivientes, situaciones a las cuales usted tampoco escapará por ser ley de los hombres y ley de Dios.
Enero, 18 de 2013