LEDHERMAN

SISA

Coronel (Ej-Ven) Manuel A Ledezma Hernández

¡Menuda alharaca provocó el indebido descuento que hizo el IPSFA!
Por supuesto que ese descuento cuenta con la aprobación de la PRESIDENTE DE LA JUNTA DIRECTIVA del IPSFA debido a la magnitud de esa decisión que se atreve a gravar las pensiones que son intocables.
¿Usted sabe lo que significa el acróstico SISA? Ellas significan Sistema de Ahorro; por lo tanto no es cuenta de ahorro ni es Caja de Ahorro, es una GERENCIA. Es un invento ‘inventado’ para que el IPSFA -y lo que antiguamente se conocía como Almacenes Militares- le otorgara a usted un crédito en las tiendas de ese anterior Almacén.
Para la época de su ‘invención’ funcionaba con una libreta similar a las que usan los bancos para las cuentas de ahorro, luego apareció una tarjeta SISA que más tarde fue afiliada a un banco y funcionaba como una tarjeta de crédito común. Adicionalmente, se constituyó en un requisito indispensable para que el IPSFA le aprobara un préstamo, de cualquier tipo. Hasta aquí una muy breve reseña.

Ahora bien, algunas preguntas:
-      ¿Qué tipo de ‘negocio’ existe “por debajo de la mesa"? El IPSFA tiene aproximadamente 40.000 afiliados pensionados, pero vamos a reducir ese número a sólo 30.000; si sacamos una pequeña cuenta multiplicando ese número de pensionados por el valor de tres Unidades Tributarias vigentes, ¿cuánto dinero es?
Hagamos la cuenta: 30.000 x 3 x 127 = 11.430.000 (once millones cuatrocientos treinta mil bolívares = $ 1.039.090,909 a la tasa SICAD 1 de $ 1 = Bs. 11 para el pasado  19/07/2014 09:08:00 a.m., publicado por el diario Últimas Noticias) 1 que recibe mensualmente el Banco Bicentenario, libre de ‘polvo y paja’.
A esa cantidad de bolívares súmele lo que aportan los activos, ¿a cuánto ascenderá ese ingreso mensual? Ojo: todos los oficiales y toda la tropa profesional.

-      El descuento para el SISA es automático, es decir, se lo quitan de su pensión cuando se la pagan el último día hábil del mes, ¿pero cuándo se lo depositan en su cuenta en el banco Bicentenario?, ¿usted ha verificado esa fecha de depósito y cuánto tiempo ha transcurrido entre el descuento y ese depósito?

-      A usted, militar profesional EN SITUACIÓN DE RETIRO o a usted que está en servicio activo o a usted familiar sobreviviente con derecho de pensión, ¿cuál ley le obliga ahorrar?, ¿sigue usted siendo un ‘menor de edad’ a quién hay que obligarlo para que haga algunas cosas “por su bien”?

-      ¿Acaso no es una las obligaciones del IPSFA brindar beneficios socioeconómicos y entre ellos conceder préstamos?, ¿entonces por qué van a condicionar un beneficio limitando su aprobación a que usted tenga una cuenta de ahorro?

-      ¿Se justifica que existan dos mecanismos de ahorro en el IPSFA?, uno el susodicho SISA y otro la Caja de Ahorro (CARAEJIPSFANB), ¿entonces para qué sirve la caja de ahorro?, el presidente de la Junta Administradora del IPSFA, con motivo a la entrega del primer aporte patronal para la caja de ahorro el pasado 02 de julio de 2014 dijo: "…el fin último de este bien social, es desarrollar a escala nacional a través de este valioso instrumento, mejoras a la calidad de vida de todos ustedes (...), que cuenten con una base sólida, y no tengan que estar endeudándose con terceros y pagando excesivos intereses,…”
El ‘cheque’ de ese aporte patronal fue recibido por el Coronel Ángel Saldeño Armas, presidente de la Caja de Ahorros ¡quién también es (o era) el Gerente del SISA!, ¿qué le parece?

-      ¿Usted conoce la misión y funciones de la Gerencia SISA y la misión y funciones de la CARAEJIPSFANB (más simple: Caja de Ahorro)? La información está disponible en la página web del IPSFA.

-      Aunque es tiempo perdido preguntar por el cumplimiento de la Ley, específicamente nuestra vigente Ley de Seguridad Social, ¿por qué el presidente de la Junta Administradora del IPSFA, por supuesto con la anuencia de la PRESIDENTE DE LA JUNTA DIRECTIVA, puede violar esa ley en su artículo 35 que textualmente dice: “Las pensiones y demás prestaciones en dinero establecidas en esta Ley, estarán exentas del Impuesto Sobre la Renta y demás impuestos y contribuciones nacionales y no podrán embargarse, gravarse ni cederse.” [Resaltado propio]

Otra cosa. Si usted observa los correos generados por ese descuento arbitrario podrá darse cuenta que existe, en el fondo, un cierto conformismo: “…no es tanto que hayan hecho el descuento, el asunto es que no informaron…”, “…no es tan malo que hagan ese descuento ya que la tarjeta del Bicentenario es beneficiosa…” etc., etc.
Algunos han sugerido que el IORFAN tome cartas en el asunto, sin embargo ya ese Instituto marcó “distancia” al indicar que esas gestiones son individuales (¿será que estamos en servicio activo y por lo tanto no podemos hacer reclamos colectivos, o será que sí se tomaron en serio esa “cosa” que llaman “Reserva Activa?), es más, uno de los vocales principales, benévolamente, aprueba esos descuentos arbitrarios al considerar beneficioso el ahorro y la existencia del SISA porque “otorga una Tarjeta de Crédito”. Pareciera ser que los derechos no valen nada frente a un efímero beneficio económico; pareciera ser que es preferible doblar las rodillas y aceptar arbitrariedades a cambio de un beneficio económico.
¡Cosas veredes, que farán fablar las piedras!
Septiembre, 01 de 2014