LEDHERMAN







¿EN CUAL PAÍS VIVE
Henrique Capriles Radonski?
#ActuaMasQueQuejarte
Coronel (Ej-Ven) Manuel A Ledezma Hernández

No apropiado para fanáticos.

El pasado domingo 23 de abril del 2017, Henrique Capriles fue entrevistado por el comunicador social Juan Francisco Alonso, corresponsal del diario “El Comercio”, Perú, y sus respuestas dejan la duda sobre si ese ciudadano está claro con lo que sucede en el país, cuál es la realidad política, cuales son los deseos y propósitos del venezolano frente a la situación político-social que se está viviendo en esta otrora Tierra de Gracia,  ¿de verdad ése ciudadano está en sintonía con los venezolanos que queremos un cambio, definitivo, en la forma como se está conduciendo el país, el restablecimiento del Estado de Derecho, la calidad de vida y tantos otros aspectos que afectan nuestra subsistencia?, ¿de verdad éste ciudadano vive en Venezuela o vive en otro país y, de vez en cuando, regresa para mantener su “vigencia” y evitar que se “olviden de él”?, ¿o será que está jugando, solapadamente, para ambos “equipos”?

Analicemos que fue lo que Capriles respondió en esa entrevista:

Capriles: “Venezuela ya ha entrado en una etapa de desenlace”

Líder opositor afirma que no hay otro camino que el llamado a elecciones y que el único diálogo es a través de los votos

Juan Francisco Alonso
Corresponsal
Pese a que las ojeras y su voz ronca revelan que estas tres semanas de protestas que ha encabezado contra el golpe que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) le propinó a la Asamblea Nacional comienzan a pasarle factura, Henrique Capriles Radonski dice que seguirá en las calles, de donde no saldrá hasta conseguir que en Venezuela se convoquen elecciones y sean liberados los presos políticos.
Con su característica gorra tricolor y minutos antes de participar en la llamada marcha del silencio por los caídos, el gobernador de Miranda y dos veces candidato presidencial recibió a El Comercio para hablar sobre la actual crisis.
—¿Qué balance hace de estas tres semanas de protestas? ¿Han servido para algo?

La lucha por una causa justa siempre es útil. Sí han servido las protestas. La calle no es un fin, es un medio. La gente se está expresando, el pueblo despertó. ¿Quién hubiera imaginado hace un mes que esto estaría pasando? Está en desarrollo un quiebre. Nos dejaron sin referéndum revocatorio, el diálogo fue una estafa y no quieren convocar elecciones, entonces qué nos queda a los venezolanos.

De acuerdo con la afirmación de que las protestas sí han servido, ellas siempre han servido, pero parece ser que él es el único que, hasta ahora, es cuando se está dando por enterado.

Para él lo lamentable es que no se llevó a efecto el referéndum, o las elecciones; para él, según esta respuesta, las muertes de venezolanos por hambre, por falta de atención médica, por falta de medicinas y tratamientos médicos, o por acciones del hampa desbordada, no tienen ninguna importancia. Para él lo único importante es ocupar algunas gobernaciones, alcaldías o cualquier otro cargo público así sea de portero en un ministerio.

—¿En el Gobierno no sopesaron la reacción interna y externa que causarían los fallos del TSJ?

Ha sido un cúmulo de abusos hasta que se rompió el dique. Esto pasa con todos los dictadores, la soberbia los ciega y creen que el pueblo está dispuesto a aceptarles todo, pero llega un momento en que el pueblo despierta y se levanta. Maduro ha tratado de cambiar al venezolano, que es solidario y pacífico, y sigue empecinado en tratar de dividir al país. Pero este ya no está dividido: hay una pequeña base, que no supera el 20%, que apoya a Maduro y una masa de 80% en contra.
—En el 2014 usted no participó en las protestas que Leopoldo López lideró, ahora sí. ¿Qué ha cambiado?

El panorama era otro. Veníamos de unas elecciones municipales que el régimen ganó y con las cuales se legitimó. No teníamos ninguna elección vencida y secuestrada. De paso, el gobierno tenía 50% de apoyo popular. Tampoco teníamos una Asamblea Nacional cerrada ni el apoyo internacional de ahora. Los tiempos son completamente distintos.

¡Falso! No participó en esas protestas porque él no era el líder. Siempre ha querido ser el protagonista y termina acobardándose. ¿Acaso, hoy día, le ha dado un verdadero respaldo a Leopoldo López con el cual tengo mis reservas? ¡NO!, porque es egoísta y cobarde, tiene miedo de ir a prisión, aunque lo niegue. Pero eso sí, él se atribuye un liderazgo, pero sin correr el riesgo y las responsabilidades que ese liderazgo lleva consigo.

Es tan pobre de criterio, incapaz y cobarde que espera que el oponente llegue 0 % de popularidad para enfrentarse a él. ¿Cómo es posible que reconociendo que el desgobierno tenía un 50 % de apoyo él no haya actuado o contribuido o apoyado para que ese porcentaje disminuyera?

¿Ahora si apoya porque cerraron la Asamblea? ¡que excusa más absurda!, ¡antes ni siquiera tenía una Asamblea!, ¿acaso que una Asamblea cerrada no es igual a no tener una Asamblea?

—¿Esas nuevas condiciones han influido en el endurecimiento de su lenguaje frente al Gobierno?

No es un cambio de discurso, sino que frente a una dictadura hay que asumir una postura de firmeza histórica. No es que ahora soy radical, siempre he dicho que mientras haya elecciones hay que participar, por más desventajosas que sean las condiciones, entonces qué puedo decir si nos niegan el voto. Tengo que llamar a esto una dictadura, porque en las dictaduras no permiten votar y frente a una dictadura hay que ser firme.

¡Qué interesante!, dieciocho años después es cuando descubrió que vivimos en una dictadura y eso lo lleva, ¡ahora!, a actuar con firmeza, ¡por favor!, es igual a los mediocres que están en el desgobierno, ¡él y ellos creen que los venezolanos somos pendejos!

Este individuo mide a una dictadura solo por el hecho de que no permite votar, si esto fuera cierto entonces Cuba vive en una prefecta democracia porque allá si se llevan a efecto elecciones, amañadas, pero elecciones al fin; algo similar es lo que aspira este seudo líder que sea aplicado en Venezuela; ir a elecciones, no importa cuales, con un CNE parcializado hacia el desgobierno, con un Tribunal Supremo sumiso e ilegítimo, con una Defensoría del Pueblo que solo defiende los intereses del desgobierno, con una Fiscalía que solo acusa y somete a la justicia los que no pertenecen a alguna pandilla o mafia del desgobierno.

 —El régimen lo culpa de la violencia en estos días. ¿No teme correr la misma suerte que López?

¿Que me metan preso? Ya me inhabilitaron y eso es como estar preso […] Yo no me las tiro de valiente, pero si lo hacen van a acelerar su caída. Venezuela entró en una etapa de desenlace.

Qué engreído, como gallo de cortijo. ¿Acaso está reconociendo que él es el sostén de este desgobierno?, ¿reconoce que si lo someten a prisión el desgobierno se disolverá? ¡Pedante!

—¿Qué tipo de desenlace ve?

Democracia. Esto va a terminar en un proceso donde el pueblo se exprese.

De acuerdo. Lo único sensato que dijo hasta ahora.

—El presidente Maduro ha dicho que está ansioso por que se convoquen elecciones y que está dispuesto a dialogar con la oposición.

‘Paja’ [Mentira]. El diálogo tiene que ser el pueblo expresándose en las urnas. Votar es el diálogo que quieren los venezolanos. No me vuelvo a dar con la misma piedra, el diálogo del año pasado fue una estafa, un fraude.

Repito su palabra inicial ¡Paja! Afirmar que “…votar es el diálogo que quieren los venezolanos” constituye una falacia.

Este personaje se empecina en desconocer que lo único que deseamos los venezolanos es salir de este desgobierno que nos ha llevado a las penurias más miserables que puede soportar un ser humano; ignora que no nos importa ningún tipo de elecciones mientras todos los Poderes están secuestrados por los delincuentes que han destrozado y siguen destrozando a esta otrora Tierra de Gracia.

—¿No hay que sentarse con el Gobierno a hablar de las condiciones para ir a elecciones y evitar que la crisis escale más?

Una cosa es que haya un acuerdo en que el Gobierno diga: “Yo me comprometo a esto” y la oposición diga: “Yo a esto”, y se firme. Lo que no va a haber es la re-edición de la estafa que dirigió [el ex presidente español Rodríguez] Zapatero, quien está completamente descalificado para nosotros. Él no es un facilitador, sino un agente del Gobierno. Nosotros no estamos pidiendo nada extraordinario: elecciones, que corresponden; canal humanitario de alimentos y medicinas, liberación de los presos políticos y cero inhabilitaciones; y respeto a la Asamblea Nacional. ¿Qué estamos pidiendo a Maduro que no pueda resolver?

El personaje en cuestión se excede en ingenuidad, tanto que parece que es tarado o sufre de alzhéimer, ¿acaso que sentarse, ¡de nuevo!, con el desgobierno existe una garantía de que esos delincuentes van a aceptar la más pequeña exigencia o condición, ¡por favor no seas imbécil ni mucho menos creas, ni por un instante, que los venezolanos somos imbéciles!

Sí coincido en que Rodríguez Zapatero es un tarifado de este desgobierno, o como dicen los españoles “es un chorizo”, un rufián.

—¿Las cuatro demandas se tienen que cumplir juntas?

Sí, por supuesto. Esto no es una subasta ni una rebatiña.
 —¿A qué tipo de comicios aspira?

Esas elecciones deberían ser para todos los cargos de elección popular, es lo ideal y es nuestra petición […] Pero en este momento histórico cualquier elección, así sea de una junta comunal, sería una catástrofe para Maduro.

 Como abogado sabe que está mintiendo, o sencillamente sacó su licenciatura en una rifa. Él sabe perfectamente que una elección presidencial fuera del período constitucional [que él le regaló al que usurpa las funciones en el Ejecutivo] no está contemplada en la Constitución, además sigue incurriendo en el desconocimiento y cae en la misma falsa ingenuidad, según la cual cualquier elección con estos, Poderes secuestrados, será unas elecciones libres, transparentes y sometidas a observación internacional, ¿de verdad Henrique Capriles vive en Venezuela?

—Eso requeriría una reforma constitucional, una elección así no está prevista en la Constitución.

¿Pero acaso en dictadura se respetan las constituciones? ¿Cuando no convocaron las elecciones de gobernadores el año pasado, respetaron la Constitución? No nos vengan ahora con argumentos leguleyos. Con las dictaduras no se debate de legalidad, esto es un problema político y requiere una solución política.

¿Está demente o se las tira de loco?, ¿cómo es posible que critique, muy bien criticado, a este desgobierno por violar la Constitución, pero para realizar elecciones según su conveniencia sí está dispuesto a que se siga violando la Constitución porque a él sí le conviene? ¡válgame Dios!, ¡es tal cual a los desalmados y delincuentes que desgobiernan a este país que usan la Constitución según sus intereses particulares!, esto es muy interesante, muy importante, tenerlo en cuenta para un futuro.

Con las dictaduras no se debate de legalidad, es cierto, pero según él sí se puede debatir, dialogar, sobre elecciones.

 —¿Estas marchas pueden quebrar el apoyo de los militares al Gobierno?

Sí, claro. Van a seguir agudizando las contradicciones internas.
 —¿Cree que los militares podrían terminar derrocando a Maduro?

No lo sé, pero no buscamos eso. Lo que queremos es que el quiebre interno termine haciendo que Maduro respete la Constitución y la democracia, y que se celebren elecciones.

A confesión de parte, relevo de pruebas. Está aceptando que el usurpador, al cual él le regaló el cargo, pueda continuar hasta que culmine su desmadre de la Nación ya que la Constitución no contempla elecciones presidenciales fuera de las condiciones establecidas; por lo tanto, lo que Capriles está exigiendo es que el ‘obsequiado’ con el cargo de jefe del Ejecutivo, regrese al hilo constitucional, restablezca la democracia y permita elecciones… las únicas que corresponden, y no otras distintas a las elecciones regionales. DE verdad que Capriles está fuera de toda realidad.

—¿Cómo evalúa el comportamiento de la comunidad internacional?

Quisiera agradecer al presidente Kuczynski lo consecuente que ha sido con la causa venezolana. Ha sido uno de los presidentes que más apoyo han dado […] Nunca antes tuvimos más apoyo internacional que ahora […] Al mundo democrático le pedimos seguir poniendo la mirada sobre Venezuela. Colombia es consciente de que si la situación en Venezuela sigue empeorando mañana tienen millón y medio de venezolanos allí. Igual les puede pasar a Brasil, México o EE.UU. El conflicto político ha llegado a las portadas de la prensa mundial por la represión, pero detrás del hombre y la mujer reprimidos están la crisis económica, el hambre, la falta de medicinas

Lo único sensato y cierto que dijo.
Abril, 24 de 2017