LEDHERMAN

IORFAN
La LOSSFAN-2012 y algo más

Coronel (Ej-Ven) Manuel A Ledezma Hernández

Será mi última referencia directa a ese Instituto y su Junta Directiva y, al mismo tiempo, el encendido de los motores para abordar el misterio de la LOSSFAN-2012.
Como todos sabemos, en una planilla de haberes (neto) fuimos notificados que el IORFAN designó a unos Oficiales, como sus representantes, ante la Mesa Técnica de la Comisión Permanente de Defensa y Seguridad que revisaría y redactaría un anteproyecto de nuestra Ley Orgánica de Seguridad Social.
¿Cuándo oyó usted que el IORFAN, como tal, se haya ocupado de redactar o consultar una propuesta PROPIA sobre nuestra LOSSFAN?; ¿desde cuándo los designados han luchado por ese instrumento legal?; ¿cuánto conocían esos ‘representantes’ de los problemas de seguridad social y de los padecimientos de todos, reitero, TODOS los militares profesionales en situación de retiro y familiares sobrevivientes, como para sentirse calificados en la materia?
Déjeme decirle, respetado lector, que en esa Mesa de Trabajo, luego de verdaderas batallas campales con el principal representante de ese Instituto, fue cuando ese ciudadano militar confesó que gracias al trabajo que allí se estaba realizando descubrió una cantidad de irregularidades que existían en la administración de nuestra seguridad social y, lo más impresionante fue cuando reconoció que gracias a esa actividad tuvo conocimiento de cuáles eran sus descuentos y el destino de los mismos.
Uno de los tres representantes solo asistía cuando tenía información que estaría presente algún Diputado, ¡claro, la fotografía era importante!; uno llegó a disfrazarse con una camisa roja, y se vanagloriaba de ello, porque tendría una entrevista privada con uno de los Diputados. Saque usted sus conclusiones.
¿Por qué dije ‘batallas campales’? ¡Porque eso fueron en realidad! El principal representante del IORFAN dio la impresión de que solo estaba allí para perturbar y retardar; tan notoria fue esa conducta que fue objeto de varias advertencias de parte de la Coordinación de la Mesa Técnica. De no haber existido esa irregularidad no nos hubiera tomado seis meses la revisión y preparación del Anteproyecto LOSSFAN, ¡lo podíamos haber concluido en la mitad del tiempo o menos! Por la actuación de ese representante pasábamos hasta cuatro horas en la redacción de un solo artículo.
La jugada más artera, baja, ruin, fue con la que consiguieron, a través de entrevistas y reuniones con funcionarios de la Comisión Permanente de Defensa y Seguridad y de las cuales tuvimos conocimiento los otros militares profesionales que participábamos en esa tarea, que se incluyera en ese Anteproyecto un literal ARBITRARIO, a un artículo, sobre el cual siempre insistió el IORFAN y en todas, reitero, EN TODAS, las oportunidades FUE RECHAZADA SU PROPUESTA, ella está referida al DESCUENTO OBLIGATORIO DEL 1 % DE LA PENSIÓN DE LOS OFICIALES EN SITUACIÓN DE RETIRO Y FAMILIARES AFILIADOS, CON DESTINO A ESE INSTITUTO.
Pero, ojo, en realidad no son todos los oficiales que estarán obligados a contribuir, ¡NO!, ¡solo estarán obligados los Oficiales de Comando!, así que ciudadanos Oficiales Técnicos, se confirma lo que escribí hace algunos días, ¿o es que algunos creen que sí será aceptada su afiliación y de paso no cotizarán porque así se deduce?
Lo que el IORFAN no ha podido conseguir a través de su propia ley y otras gestiones, pretende conseguirlo amañadamente a través de otra ley que no tiene NINGUNA relación con ese instituto como lo es nuestra LOSSFAN-2012.
Espero y aspiro que los Oficiales éticos que forman parte de la Junta Directiva del IORFAN se entrevisten con el presidente de la Comisión de Defensa y le soliciten que elimine, de raíz, ese literal arbitrario.
Ese descuento arbitrario e ilegal del 1 % (tenga en consideración que actualmente ese descuento VOLUNTARIO es del 0,5 %) estará destinado al “…financiamiento para el Sistema de Seguridad Social Integral de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana…”. (Así)
Pregunto: ¿desde cuándo el IORFAN es un Instituto prestador de servicios de seguridad social? Si alguien de la Junta Directiva, o algún otro profesional, sostiene que sí lo es, estaría mal interpretando el verdadero objeto de ese Instituto que le fija su propia ley (que ya no es orgánica) y que no es otro diferente a: “[…] agrupar a todos los Oficiales que se encuentren o pasen a dicha situación [retiro] estimular su mutuo acercamiento y fortalecer los vínculos de fraternidad que deben […] y, a través de los organismos correspondientes procurarles medios de bienestar económico, social y cultural.” (Subrayado mío)
Analicemos ese contenido.
1. “[…] agrupar a todos los Oficiales que se encuentren o pasen a dicha situación [retiro], estimular su mutuo acercamiento y fortalecer los vínculos de fraternidad…”
Recurramos al Estatuto Orgánico del Círculo de las Fuerzas Armadas. En su artículo 1º dice que ese Instituto tiene por misión contribuir a una mayor identificación entre Profesionales de la Institución Armada y al incremento de la vida social de ellos y de sus familiares. Inclusive, ese Estatuto Orgánico ordena al Círculo Militar que funcione como Centro de recepciones; de cultura intelectual y física; de esparcimiento o recreación, y de alojamiento.
¿Acaso no hay una duplicidad de funciones?, ¿acaso no hay duplicidad de pago por un mismo derecho? ¡Estoy convencido que sí!; ¿y se le asigna al IORFAN un presupuesto de DIEZ MILLONES QUINIENTOS MIL BOLÍVARES, para que cumpla la misma misión que tiene otro Instituto?
No vayan a salir con la ‘manoletina’ de que el IORFAN es solo para los retirados. El Círculo Militar también es para los retirados y a una gran mayoría de ellos les descuentan el 1,5 % de la pensión para ese Instituto; sin olvidar a los familiares sobrevivientes a quienes también se les descuenta ese porcentaje.
Podrán decir que el Círculo Militar no cumple con lo que dice su Estatuto, eso es cierto, pero el IORFAN ¡tampoco lo cumple!, ¿o acaso es suficiente una fiesta a fin de año y la celebración del aniversario de su creación?, ¿eso es todo?; ¡y tampoco vengan a rasgarse las vestiduras diciendo que no pueden hacer más porque son muy pocos los afiliados que cotizan! Sacaremos una pequeña cuenta.
2. “…y, a través de los organismos correspondientes procurarles medios de bienestar económico, social y cultural.” (Subrayado mío)
¿Qué nos dice esa redacción? ¡Que el IORFAN es un intermediario, no un prestador de servicios de seguridad social!
¿Y asignarle un presupuesto de DIEZ MILLONES QUINIENTOS MIL BOLÍVARES, para fungir de intermediario ante otro Instituto?
Un mínimo de historia. El IORFAN fue creado por Decreto Nº 435 de fecha 20 de noviembre de 1958, por la Junta de Gobierno de entonces, con la finalidad ya mencionada, ¿y por qué fue creado un Instituto con un objeto o finalidad igual a la del Círculo Militar?
Una respuesta es:
El Círculo Militar fue creado por Decreto Nº 54 de fecha 14 de noviembre de 1953, por la Junta de Gobierno. Obsérvese que fue creado cinco años antes que el IORFAN; ¿cuál era la situación de los militares retirados durante esos cinco años?; ellos no tenían pleno acceso al Círculo Militar porque el Reglamento General de éste (Decreto Nº 55 de fecha 14 de noviembre de 1953, de la misma Junta de Gobierno) les exigía, y aún exige, que: “Son socios permanentes los Oficiales en las situaciones de Disponibilidad o de Retiro, cuyo ingreso sea aprobado por el Consejo Directivo, previa solicitud por escrito del interesado y a propuesta de tres socios obligatorios.(Subrayado mío)
La creación del IORFAN vino a subsanar esa discriminación. Hoy en día el Círculo Militar no exige ese requisito, es más, la vigencia de ese artículo (19) permite la suspensión del descuento de nuestras pensiones para el Círculo Militar.
Otra cosa.
Existe un Boletín IORFAN Extraordinario de noviembre 1992 donde se hace referencia a una serie de empresas que ‘alimentarían’ al Instituto. Pero… Solo sé de una de ellas que quedó en manos de un oficial general que se desempeñó como presidente de la Junta Directiva del IORFAN, ¿por qué sucedió eso?, advierto que la actual Junta Directiva no tiene nada que ver con esa presunta irregularidad, pero ¿han hecho algo para aclarar la situación e informar debidamente a los afiliados?, ¿cuál era o es la verdad de la situación de AIRMARTI y las otras supuestas empresas incluyendo unos baños termales en San Juan de Los Morros?
Si hacemos una cuenta sencilla costo-beneficio podemos llegar a la conclusión de que el IORFAN solo es una agencia empleadora en más de un 95 % de su razón de existir.
En resumen, y hasta que me demuestren lo contrario, no se justifica la existencia del IORFAN y su mantenimiento resulta costoso para el Estado y para quienes cotizan a ese Instituto, que en el caso de un Coronel o Capitán de Navío, retirado con treinta años de servicios, la contribución anual es igual a Bs. 565,39.
A simple vista parece una cantidad irrisoria, pero si la multiplicamos por, aproximadamente, VEINTICINCO (25) Coroneles o Capitanes de Navío contribuyentes, obtenemos que esa suma alcanzará los CATORCE MIL CIENTO TREINTA Y CUATRO BOLÍVARES CON SETENTA Y CINCO CÉNTIMOS  (Bs. 14.134,75),  equivalente a  catorce millones ciento treinta y cuatro mil setecientos cincuenta bolívares viejos (Bs. 14.134.750,00), pero… ¿es verdad que solo VEINTICINCO Coroneles o Capitanes de Navío contribuyen al IORFAN?, ¿cuántos son en realidad?, ¿Cuántos Generales de División/Vicealmirantes y Brigada/Contralmirantes?, ¿Contribuyen los nuevos grados en esa categoría?, ¿cuántos Tenientes Coroneles/Capitanes de Fragata?, ¿Cuántos Mayores/Capitanes de Corbeta?, ¿Cuántos Capitanes/Tenientes de Navío?, ¿Cuántos Oficiales de los otros grados?, ¿Cuántos familiares sobrevivientes?
¡Esta cuenta, así discriminada, nunca ha sido rendida y es dinero!
Para finalizar… Quedó registrado en internet esta afirmación:
“2. Los recursos para la operación del Instituto provienen de los aportes de los afiliados, no así lo necesario para pago de personal que es asignado por el Ministerio.
Los aportes de los afiliados que no son cuantiosos tampoco han sido administrados eficientemente por las últimas Juntas Directivas. Por otra parte ha sido política que el Instituto tiene como misión primordial brindar bienestar mas no generar ingresos, algo totalmente ilógico y contradictorio porque no hay posibilidad de proveer servicios sin recursos económicos. Nunca ha habido intención ni voluntad para atacar proyectos de envergadura.” (Así)
¡No entiendo!, ¿Se justifica la necesidad de un Instituto cuyos…
 “… recursos para la operación del Instituto provienen de los aportes de los afiliados,…”.?
¡Por favor!, ¿quién elabora el Anteproyecto de Presupuesto del IORFAN para el año fiscal?, ¿quién lo aprueba y quienes lo convalidan?,¿cómo es posible que un Instituto, creado por ley, dependiente del Estado, adscrito al MINDEFENSA, no incluya en su Anteproyecto de Presupuesto Fiscal los “Gastos de Operación”?, ¿el MINDEFENSA les niega esos recursos para su funcionamiento y solo asigna lo necesario para el pago de personal?, si esto último es así, ¡cierren ese Instituto!, porque es un ente de solo empleo, y parasitario porque sobrevive de las ‘escasas’ contribuciones de sus afiliados.
¡Además!, ¿Mantener un Instituto en el que…
 “Los aportes de los afiliados que no son cuantiosos tampoco han sido administrados eficientemente por las últimas Juntas Directivas.”?
A confesión de parte, relevo de pruebas. En palabras menos diplomáticas eso es… dilapidación. ¿Los aportes de los afiliados no son cuantiosos?, ¡no lo creo!, porque solo veinte Coroneles o Capitanes de Navío aportan al IORFAN más de catorce mil bolívares al año y la Junta Directiva ha sostenido que 3.200 afiliados (40 % de un total de 8.000 afiliados, según han sostenido) contribuyen al IORFAN, ¿han verificado, por grado y antigüedad, lo que el IPSFA entrega al Instituto por concepto de retención? Si no lo han hecho, háganlo, quizás, y solo quizás, se lleven una sorpresa.
¿Si no existiera el IORFAN habría que ‘inventarlo’, como dijo un vocal? La respuesta es un rotundo ¡SI!, pero para hacerlo es necesario que desaparezca el actual y se lleve toda la deficiencia y males que padece y que lo mantienen inoperante.
No me referiré más al IORFAN, aunque quizás deba mencionarlo cuando escriba sobre la LOSSFAN-2012.
Noviembre, 19 de 2012