LEDHERMAN






MEDICINAS PARA
TRATAMIENTOS PROLONGADOS



                                                                                                             Coronel (Ej-Ven) Manuel A Ledezma Hernández


Desde hace demasiado tiempo se presentó una muy grave deficiencia originada por la actual des-administración del instituto responsable de nuestra seguridad social, el otrora denominado Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada [1], conocido por sus siglas IPSFA, y lo más grave es que la presidente de la Junta Directiva de ese instituto, la ciudadana Almirante en Jefe Ministra de la Defensa, no se haya dado por aludida y por lo tanto dispuesta a la aplicación de correctivos inmediatos.
En los diferentes reclamos escritos que circulan por la red podemos observar que, generalmente, se hace una buena referencia del personal militar responsable de atender directamente a quienes requieren ese suministro de medicinas, e inclusive dejan constancia de la vergüenza que pasan esas personas cuando deben decir:

“…lo siento, no podemos suministrarle esa medicina porque no hay, por favor, venga el próximo mes y dar tiempo para que llegue a este punto de entrega.”

Pero lo increíble es que ese instituto de supuesta previsión social ¡SÍ TIENE SUFICIENTES MEDICINAS PARA SATISFACER LAS NECESIDADES DE QUIENES REQUIEREN UN TRATAMIENTO PROLONGADO!
Entonces…, ¿qué es lo que sucede?, quizás este mensaje enviado por la red, el 06/junio/2014, por el ciudadano Capitán de Navío Adolfo Añez Marcano, vocal de la Armada ante la Junta Directiva del Instituto de Oficiales en situación de Retiro de la FAN (IORFAN), pueda aclarar lo que realmente sucede en el otrora llamado IPSFA:
 
“[…] Les cuento, en forma resumida y a modo de resumen, algo que reafirma nuestra apreciación (sin necesidad de cursos de Estado Mayor ni de IADEN) de que todo esto es producto de, al menos, una enorme improvisación entre otras cosas.
A principios de esta semana una comisión de tres oficiales de nuestro IORFAN acudió al IPSFA a una reunión con el Gerente o Director del Tratamiento Prolongado con la finalidad de obtener una información oficial del enorme despelote creado con el suministro de medicinas al personal bajo esta modalidad de entrega.
Recibieron, de parte de un muy capacitado y preocupado profesional de nuestra FAN, pero sin poder de decisión, una larga y muy detallada explicación de cómo funciona este sistema, pudiendo inclusive tomar fotografías de la inmensa cantidad de medicamentos existentes en los almacenes del IPSFA, clasificados por estados.
O sea, medicinas hay como arroz picado.
¿Dónde está el problema?
En su distribución, ya que debe hacerse vía terrestre porque la Aviación no ¿puede? prestar el apoyo.
Para los residentes en el estado Nueva Esparta el problema es peor porque el vehículo que transportaba las medicinas no tenía reservación en el ferry para la isla y, no pudiendo embarcar, tuvo que regresar a Caracas. ¡Y tenemos a un Oficial Almirante al frente de CONFERRY!  Si fuera empresa privada aseguro que hubiese embarcado.
La sabia decisión es que el transportista debe responder por esto, o sea el IPSFA se lava las manos.
Todavía no sabemos cómo haremos quienes no estamos incluidos en este Tratamiento Prolongado pero que, puntualmente, debemos ser recetados por diversas razones.
¿Qué espera el IPSFA? ¿Qué personal muera o empeore sus condiciones de salud por falta de medicamentos que el IPSFA está OBLIGADO a suministrar?
Hoy leemos en la prensa que cinco pacientes de VIH perdieron la vida por falta de retrovirales, ¿quiere el IPSFA que personal cuya salud es de su responsabilidad pasen a engrosar estas estadísticas?
Recuerden, solo hay una opción de no pasar a este lado de la acera y Uds. saben cuál es.
Por favor, cuídense  mucho, aún sin medicamentos, porque hoy más que nunca, todos hacemos falta.
C.N. Adolfo Añez Marcano
0412.9641348”

Esta des-administración nacional ha invertido una ingente cantidad de dólares en la adquisición de aeronaves de transporte de ala fija y helicópteros para la actual aviación militar, así como un número no definido de naves para la actual armada, amén de una gran cantidad de vehículos de transporte terrestre para el ejército y la guardia nacional, ¿acaso todo ese material está en depósito, sin uso?, ¿será que todos están inoperativos por falta de mantenimiento o de personal para que los opere?, ¿será que están comprometidos en la guerra contra el anterior imperio?, ¿será que están bajo control total y a disposición absoluta del nuevo imperio que subyuga a esta Tierra de Gracia?, ¿o será que están comprometidos en ciertas ‘operaciones’ más ‘rentables’ para el bolsillo de algunas autoridades nacionales, militares y civiles?
¡Grandes enigmas, comparables tan solo a… ¿qué fue primero, el huevo o la gallina?!

Junio, 07 de 2014


[1] En otra oportunidad daré a conocer el nuevo nombre de ese instituto.