LEDHERMAN



I P S F A
Cuando existe voluntad para hacer las cosas

Coronel (Ej-Ven) Manuel A Ledezma Hernández

El IPSFA siempre ha sido, desde hace muchos años, una caja fuerte, cerrada a cal y canto, en la cual nada entra ni nada sale, en especial las solicitudes, reclamos, sugerencias o cualquier otro tipo de contacto de los afiliados con ese Instituto y viceversa.

Hoy día parece que esa irregularidad se revierte, poco a poco, pero se revierte.

El caso es que el pasado 20 de junio del presente año, recibí una respuesta en referencia a la publicación que hice en mi Blog http://ledherman.blogspot.com con la situación de los militares profesionales en situación de retiro con derecho a pensión que residen en el exterior.

En esa respuesta se puede leer, textualmente, lo siguiente:

“…en los actuales momentos nos encontramos realizando todas las gestiones pertinentes a los fines de contar con elementos que nos permitan dar una respuesta y posible solución al requerimiento planteado y a tales efectos el Instituto, a través de las Gerencias involucradas con la materia, se encuentra adelantando las gestiones con los Organismos relacionados con el caso, con el objeto de constatar los procedimientos que otros entes de la Administración Pública llevan a cabo para el pago de las pensiones de sus afiliados en el exterior y verificar si existe la posibilidad que éstos procedimientos sean ejecutados por nuestro Instituto, para que el pago de pensiones que realiza el IPSFA, pudiera materializarse de la misma manera al personal de la Reserva Activa residenciado en el exterior.
En razón de lo anterior, tenga mi palabra que en el mismo momento de tener información exacta respecto al caso, se dará respuesta inmediata a su requerimiento, todo en pro del bienestar de nuestra Reserva Activa.”

¿Cuándo algún presidente de la Junta Administradora del IPSFA se preocupó y ocupó, o tuvo la delicadeza, de dar alguna respuesta?… ¡NINGUNO!

Hay algo que debemos tener presente y es que, en estos momentos, en Venezuela, la situación está convulsionada debido a los factores ya conocidos, por lo que las coordinaciones no son muy fáciles de establecer, pero no por eso debemos quedarnos de brazos cruzados y, sobre todo los afectados, deberán estar constantemente en alerta y periódicamente hacer las recordatorias y solicitudes correspondientes teniendo presente la disposición demostrada por el ciudadano General de División Espinoza Mendoza, presidente de esa Junta Administradora del Instituto, para resolver la injusta situación por la cual están atravesando.

De igual forma les sugiero que hagan “presión” sobre el presidente del Banco Central de Venezuela pues es allí donde, en este momento, está ‘la piedra de tranca’ que impide la obtención de las divisas correspondientes al segundo semestre de 2015. No es el CENCOEX quien tiene la traba porque, esa entidad, ya aprobó las solicitudes, ¡DOS VECES!, y sólo faltan los benditos códigos AAD y ADL que asigna el ya citado BCV.

No estoy olvidando que el CENCOEX eliminó la opción para solicitar la remisión de pensiones para jubilados y pensionados residenciados en el exterior, quizás y sólo quizás eso se restablezca luego que se liquiden las solicitudes pendientes desde julio hasta diciembre 2015.

En otro orden de ideas, parece que existe (según información que me llegó de alguien que fue su Comandante) un Capitán de Navío que está parado frente al portalón esperando la orden de cruzarlo para acceder al grado de Contralmirante, ojalá y eso acontezca y ojalá que ese nuevo Contralmirante permanezca en el IPSFA como vicepresidente, con atribuciones y responsabilidades, y que en el momento que corresponda asuma la presidencia de la Junta Administradora del IPSFA, de esa forma existirá una continuidad, por lo menos en cuanto a la administración de nuestra seguridad social, y no correríamos el riesgo de que llegue otro que comenzará por conocer y aprender que cosa es el IPSFA y qué cosa es eso que llaman ‘seguridad y bienestar social de la FAN’, con lo cual se corre el riesgo de que se vuelva loco ~tal y como ha sucedido~ y comience a inventar loqueterasque, al final nos perjudicarán a todos, tanto activos y sus familiares, como a nosotros que nos encontramos en situación de retiro, nuestros familiares y los familiares sobrevivientes.

Quizás esta sugerencia no sea del agrado de ese Capitán de Navío, porque posiblemente desee retornar a su Componente, pero me voy a permitir recordarle un viejo adagio:

“Más vale ser cabeza de ratón que cola de león”

Los vientos son cambiantes, y un marino sabe muy bien esto, hoy, en este momento, la mar no está muy serena, posiblemente se vuelva tormentosa, y quizás sea conveniente mantener el buque atracado en puerto relativamente seguro; siempre pasará la tormenta y la mar se volverá mansa, suave, acariciadora, cual dulce mujer amada, y ése marino podrá navegar a su antojo hasta los confines de todos océanos. Así lo creo.

Para finalizar debo hacer notar que es sorprendente la indiferencia para formular preguntas, reclamos o presentar sugerencias al ciudadano presidente de la Junta Administradora del IPSFA; hasta hoy, 2323:15jun2016, sólo DOCE (12) personas han formulado preguntas, ¿acaso será que ésas son las únicas personas que tienen dudas, o dificultades, o quejas, o sugerencias sobre nuestra seguridad social y el funcionamiento del Instituto?

Los planteamientos formulados han sido sobre:

Pagos de jubilaciones y pensiones; Sobrevivientes; Sucursales y Centros Comerciales IPSFA; LOSSFAN 2015 y sus Reglamentos (¡una pregunta!); Nuevo Instituto de militares Profesionales en situación de retiro; Atención médica y medicinas (4 preguntas); Fondo de contingencia médica (1 pregunta); Nueva Plataforma; Vivienda; Jubilados y Pensionados en el exterior (¡sólo tres!)

¿No hay más necesidades?, pareciera que nuestra seguridad y bienestar social está limitada al suministro de medicinas y pago de las jubilaciones y pensiones; ellas son necesarias, mucho muy necesarias, ¿pero es lo único?

Me disculpan, pero… ¡Es increíble y decepcionante!
Junio, 23 de 2016