LEDHERMAN



Transcribo textualmente una carta que, a pesar de ser personalísima, el redactor de la misma me pidió que la hiciera pública con el propósito de que alguien la haga llegar al ciudadano Ministro de la Defensa porque, a través de los canales regulares, jamás le ha llegado ninguna correspondencia y esto último es la deducción del autor de la misiva debido a que también nunca jamás ha recibido una respuesta a ninguno de sus planteamientos y requerimientos. Prefiere creer eso a la alternativa de que al ciudadano GJ Vladimir Padrino López no le importe en absoluto las penalidades por las que están pasando los compañeros de armas en situación de retiro que residen en el exterior y fueron condenados a la inanición.

Coronel (Ej-Ven) Manuel A Ledezma Hernández
Junio, 21 de 2016

CARTA PERSONALÍSIMA PARA EL
GENERAL EN JEFE VLADIMIR PADRINO LÓPEZ

Tcnel. William Carvajal

Querido y recordado Vladimir, disculpa mi falta de formalidad aunque no de respeto. Te identifico no por tu cargo y posición sino como un ser humano del género masculino y de nacionalidad venezolana, como una persona que siguió mis pasos en la profesión militar, pero sobre todo --y con profundo respeto y amor— te identifico personalísimamente como mi hermano menor: alguien por quien yo, tu hermano mayor, se preocupa y para quien quiero lo mejor, y para quien pido a Dios la protección de todo mal y peligro. Por eso, cordial, familiar y personalísimamente te llamo Vladimir, mi hermano menor.

¿Sabes algo hermano?, el pasado domingo 29 de mayo encontrándome en misa, escuché que el Evangelio nos recordaba la celebración del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo (Corpus Christi):

 “…Entonces Jesús dijo a sus discípulos: ‘hagan  que se sienten en grupos como de cincuenta’. Así lo hicieron, y todos se sentaron. Después, Jesús  tomó  en  sus manos los cinco panes  y los  dos  pescados, y levantando su mirada al  cielo, pronunció sobre ellos una oración de acción de gracias, LOS PARTIÓ y los fue dando a los discípulos, para que ellos los distribuyeran entre la gente. COMIERON TODOS y se saciaron, y de lo que sobró se llenaron doce canastos”.

El Evangelio y las siguientes palabras del Papa Francisco me hicieron pensar en ti:

 “Además del HAMBRE FÍSICA, el hombre lleva en sí otra HAMBRE: un hambre que no  puede saciarse con el alimento ordinario. Es HAMBRE DE VIDA, hambre de AMOR, hambre de ETERNIDAD… Jesús nos da  ese  alimento… El CUERPO DE CRISTO es el PAN de los últimos tiempos, capaz de dar VIDA, y VIDA ETERNA.”

En ese momento sentí necesidad de verte, de poder abrazarte, de estrechar tu mano y decirte ¡Hola querido hermano menor! Que la paz sea contigo…pero la distancia física, aunada a los infranqueables obstáculos para poder hablar contigo: operadores telefónicos irrespetuosos, supuestos Oficiales Ayudantes temerosos de atender una llamada y/o de to mar nota de un mensaje para ti, o el filtro obligatorio de tus Generales Asistentes, nunca me han permitido hablar con mi hermano menor ni que él reciba un mensaje de su hermano mayor. Pido a Dios que esta personalísima carta llegue a tus manos.

Querido hermano menor, Vladimir, tú y yo aprendimos en casa sobre la importancia de honra r y respetar a nuestros padres biológicos y a nuestros hermanos mayores, e igualmente aprendimos a honrar a nuestro común padre, Simón Bolívar, y a nuestra sacrificada pero siempre amorosa madre, Venezuela. También aprendimos de memoria que la FAMILIA ES SAGRADA, y que los hermanos mayores deben cuidar y proteger a los hermanos menores y darles buen ejemplo, porque algún día tanto nuestros padres como esos hermanos mayores envejecerían, y necesitarían del apoyo de los más más jóvenes y fuertes para poder  levantarse y caminar, para bañarse y vestirse, y hasta para llevarse el alimento a la boca. Y que NUNCA, por ninguna razón ni circunstancia deberíamos faltarles el respeto.

Aprendimos que todo anciano comenzando por nuestros progenitores y  nuestros buenos pero envejecidos hermanos mayores es merecedor de RESPETO, ATENCIÓN, PREFERENCIA, CORTESÍA, pero sobre todo de mucho AMOR; el mejor pago y reconocimiento a su dedicación y sacrificio por otros. Tú y yo, querido hermano menor Vladimir, logramos éxitos personales y profesionales gracias a la tesonera e invaluable preocupación de ellos, pero indistintamente de los títulos obtenidos y de las posiciones laborales alcanzadas, de los beneficios económicos recibidos y de lo pomposo y atractivo de nuestro vestir, aprendimos que NUNCA deberíamos ubicarnos por encima de la intrínseca autoridad y del debido respeto moral a nuestros padres y hermanos mayores. Tú y yo, como buenos católicos y creyentes en Dios, tenemos esos VALORES y CREENCIAS sólidamente arraigados en nuestros corazones. Y para que veas que no estoy equivocado, y para demostrarte que te observo y vigilo a distancia --como preocupado hermano mayor-- permíteme mostrarte pruebas de tu comportamiento, de tus acciones, de tus palabras, y por las cuales te felicito:


 “… Popular para la Defensa y el  Ministerio del Poder Instituto de Previsión Social de la FANB se preocupan día a día por fortalecer el Sistema de Seguridad Social de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y crear la mayor suma de felicidad a la  Gran Familia Militar”
“LA RESERVA ACTIVA de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, no es más que una religión de Hombres y Mujeres --honrados y disciplinados--  que  curtidos por el tiempo mantienen en el interior de su altar spiritual, las virtudes inherentes al status militar”

Felicitaciones, hermano menor Vladimir, por permanecer fiel a nuestras comunes lecciones aprendidas en nuestros hogares cristianos, en nuestras Academias cristianas y de nuestra Patrona de la Fuerza Armada, la Virgen del Carmen.

Pero desafortunadamente, querido hermano menor Vladimir, debo hacerte la muy sincera, verificable y personalísima observación: yo --tu hermano mayor de la Reserva Activa, residenciado en el exterior y miembro de la Gran Familia Militar:

     soy uno más de los que tú identificas como “héroe del ayer que dedicó su vida a  la Patria”,
     soy uno más de los que el IPSFA identifica como  “adulto mayor”,
     soy uno más de los soldados supuestamente protegido por el Sistema de Seguridad Social de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana,
     soy uno más de los “que curtido por el tiempo mantiene las virtudes inherentes al  status militar”,
     soy, incomprensiblemente, uno más de tus hermanos mayores pasando  HAMBRE FÍSICA y HAMBRE de ese “AMOR COMPRENSIVO, SERVICIAL, SIN LÍMITES, QUE NO ES PRESUMIDO Y GOZA CON LA VERDAD, DISCULPA SIN LÍMITE, CREE SIN LÍMITE, SOPORTA  Y  ESPERA  SIN  LÍMITE” y que está ausente, por la desconsideración de quienes por su propia ignorancia, no alcanzan a entender a los RA residenciados en el exterior y a solidarizarse con nuestra triste, vergonzosa e inmerecida situación económica; quienes no nos dan ni el lugar ni el respeto que a nosotros nos corresponde dentro de la Gran Familia Militar: Tú, hermano menor Vladimir, el Presidente del IPSFA y todos los miembros de la FANB, activos y RA residenciados en Venezuela: “--como mortales-- son inseguros y sus razonamientos pueden ser equivocados, porque un cuerpo corruptible hace pesado el alma y el barro del que estamos hechos entorpece el entendimiento”. “Hágannos un lugar entre ustedes: a nadie hemos perjudicado, a nadie hemos rebajado, a nadie hemos estafado.”
 
No les estoy acusando, solo les hablo con franqueza; sean de espíritu más abierto, sean bondadosos, y usen las armas de la justicia para defendernos. Yo sé que puedo contar con ustedes.
 


A los RA, residenciados en el exterior:

“Unas veces nos honran y otras nos  insultan; recibimos tanto críticas como alabanzas; pasamos por mentirosos, aunque decimos la verdad; por desconocidos, aunque nos conocen. Nos  dan por muertos, pero vivimos; se suceden los castigos, pero no somos  ajusticiados; nos tocan mil  penas  y permanecemos  alegres. Somos  pobres, y  enriquecemos a muchos; no tenemos nada, y lo poseemos todo.”  (Corintios).

Pero tú, hermano menor Vladimir, ocupas hoy un cargo y una posición, que te imponen la responsabilidad de  PADRE DE HUÉRFANOS  y  de  PROTECTOR  DE  LAS  VIUDAS  de  tus  hermanos  mayores  fallecidos;  la responsabilidad de buscar como hermano menor --por propia voluntad y no por obligación--  “ la mayor suma de felicidad para los miembros de la Gran Familia Militar ” RA aún vivos, sin considerar su  país de  residencia.

Como  un  hombre  prudente, “medita en  tu  corazón  las sentencias de otros y aprende a escuchar. Hazte tanto más pequeño como más grande seas y hallarás gracia ante el Señor.”

Tú puedes y debes asumir el papel del  “arquitecto mediador y diseñador” de una solución para la gravísima situación económica de tus hermanos mayores RA, residenciados en el exterior.

Tú debes saber “apretar un tornillo, pero sobre todo saber cuál tornillo apretar”.

No tengo la intención de colocarte en una situación difícil, pero si así lo crees, permíteme copiarte lo siguiente:

“Si alguna vez te has encontrado en una situación difícil, sin tener idea de cómo resolverla, y de golpe la solución aparece…es Dios que incesantemente toma nuestros problemas entre sus manos y nos ayuda a resolverlos”.

¡Ayuda a tus hermanos mayores RA residenciados en el exterior! ¡Pon tus ojos en nuestras penas, no nos des la espalda!  “No es un hombre más que otro, si no hace más que otro”.

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas, porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se  sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.

Recuerda las palabras de San Pablo: “El hombre no llega a ser justo por cumplir con la Ley, sino por creer en Jesucristo. Nadie queda justificado por el cumplimiento de la Ley”.

Hermano menor Vladimir, ¡lánzate  a “deshacer entuertos” y a socorrer a los más débiles!…porque el mundo de hoy, más que nunca, necesita de Caballeros Andantes en todos los rincones de la Tierra.

Tú estarías principalmente participando en lograr una solución y no en solicitar un cambio o modificación innecesaria. Tu misión se concretaría en lograr que ELLOS acepten y autoricen una ALTERNATIVA más comprensible y solidaria, que involucre una reconciliación de los intereses y limitaciones financieras de ambos (EL PAÍS y NOSOTROS, los RA residenciados en el exterior). Busca, por favor, presentarles una solución basada en los MÉRITOS ya conocidos (la justificación, el derecho o logro que merece aprobación, lo merecido y obtenido con esfuerzo y sacrificio, con sangre y hasta con la pérdida de vida, la majestad de la justicia social, y por sobre todo porque somos tu familia, tu sangre, los que aramos el camino por donde hoy tú caminas, los que construimos la casa de nuestra Gran Familia Militar que  hoy tú administras y disfrutas) y no pidas para nosotros CONCESIONES. Tú eres nuestro “negociador”; y una negociación es el medio o forma básica de obtener de otros lo que uno desea, es una conversación “en dos sentidos o direcciones”, diseñada para lograr un acuerdo cuando las partes tienen algunos INTERESES compartidos y otros INTERESES que son opuestos, y otros INTERESES que son distintos o tal vez diferentes.

Por favor, hermano Vladimir, no te pido que entres en una competencia de voluntades antagónicas que produzca respuestas duras y severas y que lleve al desgaste y al cansancio a una de las partes. No solicito concesiones ni validar posiciones, no busco entablar una discusión entre los miembros de la Gran Familia Militar y el Gobierno. Por nuestro bien y por el bien de las futuras generaciones de hermanos militares, NOSOTROS debemos aprender a cómo cambiar ese “juego” dañino y arraigado, ese “juego” de conflicto de intereses dentro de nuestra querida Venezuela: “…para vivir unidos y morir juntos”.

Estoy consciente, como seguro tú también lo estás, de que la solución de un problema NUNCA ES UNA SOLA. Debemos aprender a buscar la mejor manera de solucionar los inconvenientes, a ver las cosas desde muchos puntos de vista y aprender que 1 + 1 no siempre es 2. Por eso, esa respuesta de que la obtención de nuestras divisas es una cuestión “PERSONALÍSIMA”, no está basada en un estándar objetivo (un punto de referencia, o en un modelo basado en mediciones verificables ni en un análisis libre de prejuicios) sino en UNA ARBITRARIA POSICIÓN Y EGOS apoyados  en  el  PODER,  lo  cual  la  convierte  en  una  EXCUSA-RESPUESTA injusta,  con  un impacto negativo para los INTERESES SUSTANTIVOS de los RA residenciados en el exterior (la negociación, precio compra-venta de los dólares por la pensión y el justo plazo de tiempo para recibirlos y no morir de hambre, y tener una vejez digna).

Permíteme, querido hermano menor Vladimir, ilustrarte --con mi personalísimo e individualísimo caso real-- el por qué esa EXCUSA-RESPUESTA produce contra-reacciones, malos entendidos y resentimientos que se mueven en un círculo vicioso y dañan la buena  “relación de familia”  que debe existir  entre hermanos:

     Yo, PERSONALMENTE, accedí al portal del CENCOEX el pasado mes de julio de 2015, y utilizando mi PERSONALÍSIMA clave secreta, como usuario registrado, PERSONALMENTE llené y firmé mi planilla de Solicitud de Divisas para Casos Especiales, y solicité las divisas por el 2do semestre de ese año.
     Yo, PERSONALMENTE, solicité al Consulado y recaudé de las autoridades locales todos los documentos oficiales exigidos por CENCOEX (excepto la constancia como pensionado del IPSFA, que la solicitó PERSONALMENTE mi Representante Legal en el edificio sede del IPSFA en Caracas)
     Yo, PERSONALMENTE, armé las 3 carpetas y las envié para Venezuela a mi Rep. Legal.
     Mi Rep. Legal, PERSONALMENTE entregó las carpetas al Operador Cambiario dentro del ilegal plazo de los primeros 45 días del semestre (plazo de tiempo no indicado oficialmente en la Providencia 019). Mi solicitud pasó a estatus de ANÁLISIS a mediados de agosto 2015
     Yo, PERSONALMENTE, monitoreé diariamente el lento proceso de aprobación de mi solicitud, la cual fue APROBADA por el CENCOEX a los 96 días, en noviembre 2015
     Yo, PERSONALMENTE, inicié la larga –e interminable espera— por los llamados códigos AAD  y  ALD, requeridos para que  el Operador Cambiario  pueda solicitarle  al  Banco Central  las  divisas  aprobadas.  Terminó  el  2do  semestre  y  el  año  2015,  pero  por instrucciones del EJECUTIVO, esos códigos nunca fueron emitidos.
     Yo,  PERSONALMENTE,  reinicié  la  espera  de  esos  códigos  en  este  año  2016,  e igualmente intenté infructuosamente llenar una nueva solicitud de divisas por el 1er semestre del año, pero fui sorprendido con la arbitraria e ilegal acción --ordenada por el EJECUTIVO—de  eliminar  del  portal  de  CENCOEX,  la  opción  para  Casos  Especiales (pensionados)
     Yo,  PERSONALMENTE,  fui  sorprendido  a  finales  del  mes  de  marzo  2016  con  la inexplicable acción tomada por el CENCOEX, de revertir su anterior aprobación de mi solicitud pendiente desde el 2015,  pasándola nuevamente a “Solicitud en Análisis”.
     Yo, PERSONALMENTE, tuve que esperar hasta mediados del mes de abril 2016, para que el estatus  de mi solicitud por las divisas del 2do semestre 2015 retornara por 2DA VEZ a estatus de  APROBADA. Yo, PERSONALÍSIMAMENTE había cumplido con los requisitos del CENCOEX por 2da vez.
     Yo, PERSONALÍSIMAMENTE, continuo esperando éste mes de junio 2016 por la emisión de los códigos AAD y ALD relacionados con el 2do semestre 2015, por lo cual PERSONALÍSIMAMENTE tengo unos 345 DÍAS sin los recursos de mi pensión, lo que se traduce en HAMBRE, DEUDAS, PROBLEMAS (de salud, legales, familiares, etc.); claro, según tú, el problema de las divisas de tus hermanos mayores RA, residenciados en el exterior, es una situación PERSONALÍSIMA.  Pero por favor, querido hermano menor Vladimir, ayúdame a encontrar mi PERSONALÍSIMA falla o error y  dónde, cuándo y cómo yo, PERSONALÍSIMAMENTE, incumplí en algo o dejé de hacer mi solicitud cumpliendo con todos los requisitos. ¡PERSONALÍSIMAMENTE PASÉ LA ESTRICTA REVISIÓN DEL CENCOEX DOS VECES! Aún hoy, junio 10, 2016 ni recibo mi pensión del 2015 ni puedo hacer una nueva solicitud por el 1er semestre 2016.

Pero mi querido hermano menor Vladimir, mi HAMBRE tiene el eco de otros 300 FAMILIARES DIRECTOS TUYOS Y MÍOS, todos nacidos en el seno de la GRAN FAMILIA MILITAR, claro que PERSONALÍSIMAMENTE ellos --al igual que yo-- son mucho más viejos y están más enfermos que tú, más viejos y más enfermos que el Presidente del IPSFA, y ciertamente que mucho más viejos y más enfermos que el llamado CMDTE EN JEFE DE LA FANB, porque somos  “ADULTOS  MAYORES” pero no por ello hemos perdido nuestros derechos a esa  “mayor suma de felicidad”  que tú públicamente nos ofreces a los RESERVA ACTIVA, no dejamos de ser “los héroes del ayer curtidos por el tiempo que mantienen las virtudes inherentes al status militar” y que esperamos recibir ese “amor y lealtad” que tú pregonas dentro de las FANB de nuestra querida madre Patria, Venezuela:  “sinónimo de Justicia, Amor y  Libertad”,  según tus propias palabras publicadas.

Pero querido hermano menor Vladimir, esas tus palabras, esas tus expresiones tan identificadas con las  “Causas Justas y la Verdad” y que aprendiste de nuestros sólidos principios, creencias y enseñanzas católicas --en el hogar familiar y en la Academia-- SUENAN VACIAS Y SIN INTENCIÓN, MÁS IDEALÍSTAS QUE REALÍSTAS, para quienes llevan  esperando las divisas por sus pensiones:

     Hasta 4 SEMESTRES = 2 AÑOS = 24 MESES = 730 DÍAS DE HAMBRE;
     Otros AÑO Y MEDIO = 18 MESES = 548 DÍAS DE HAMBRE;
     Otros UN AÑO = 12 MESES = 365 DÍAS DE HAMBRE;     

por la injustificada excusa de que sus solicitudes fueron EXTEMPORANEAS, y ahora porque supuestamente el país está en “emergencia financiera” . Pero a ti, al presidente del IPSFA, y al Ejecutivo se les olvidó, que  NO están hablando ni tratando aspectos ABSTRACTOS de una de las partes (los RA residenciados en el exterior); ustedes están tratando con SERES HUMANOS que tenemos sentimientos, emociones, valores, HAMBRE, DEUDAS y PROBLEMAS DE SALUD, y quienes  fundamentalmente  esperamos  por  un  resultado  mutualmente   satisfactorio  y  de efectiva implementación, en el cual la confianza, el respeto y la amistad crezcan y se fortalezcan con el tiempo.

Nosotros no somos un problema para el país, nosotros no somos un problema para ustedes;    debes hacerles entender a ellos que para lograr una solución eficiente, deben enfocarse en LOS MÉRITOS y en LOS INTERESES y no en sus posiciones de PODER. Por favor, evalúa las diferentes opciones, varias de las cuales desde hace más de un año te han sido planteadas por escrito. Permíteme ilustrarte una solución más –con un ejemplo real plasmado en el Evangelio de  la Santa Biblia—  y por el cual la  SABIDURÍA, EL AMOR Y LA MISERICORDIA de nuestro Señor Jesucristo enseñó a los apóstoles, que no debían mirar ni considerar  EL HAMBRE de sus hermanos como algo “PERSONALÍSIMO”, sino como un problema  DE FAMILIA.

¿Recuerdas que al inicio de esta larga carta, te indiqué una parte del Evangelio del día de la celebración  del  Santísimo  Cuerpo  y  Sangre  de  Cristo  (Corpus  Christi)?  Pues  bien --y  para concluir esta mi carta para ti-- te copio ese ejemplo real plasmado en la parte inicial del texto de ese Evangelio según San Lucas: “En aquel tiempo, Jesús habló del Reino de Dios a la multitud y curó a los enfermos. Cuando caía la tarde, los doce apóstoles se acercaron a decirle: ‘Despide a la gente para que vayan a los  pueblos y caseríos a buscar alojamiento y comida, porque aquí estamos en un lugar solitario’. Él les contestó: “DÉNLES USTEDES DE COMER”. Pero ellos le replicaron: “NO TENEMOS más que cinco panes y dos pescados; a no ser que vayamos nosotros mismos a comprar víveres para toda esta gente”. Eran como cinco mil varones. ” Ya tú sabes cómo terminó esa reunión: “… COMIERON TODOS y se saciaron, y de lo que sobró se llenaron  doce  canastos”.

Querido hermano Vladimir, por favor LEE “entre líneas” y captarás la moraleja que yo te presento pero que fue una lección de AMOR Y MISERICORDIA para los apóstoles: Ellos, los edecanes, los asistentes, los ministros, los ejecutores de la palabra y la voluntad de Dios ¡SE EQUIVOCARON!, porque “--como  mortales-- eran inseguros y sus razonamientos fueron equivocados, porque  sus  cuerpos  corruptibles  hicieron pesadas sus almas y el barro del que estaban hechos les entorpeció su entendimiento”: ellos opinaron que EL HAMBRE de sus hermanos era un problema individual,  un problema personalísimo. Pero DIOS no utilizó su PODER DIVINO para evadir  una responsabilidad calificando EL HAMBRE como un “un asunto individual; como un problema PERSONALÍSIMO, por el contrario --a través de su amado hijo Jesucristo-- nos dio una lección de SABIDURÍA (El atributo más alto que Dios le ha dado al hombre): como Maestro, enseñó; como predicador --a través de su hijo-- fue capaz de animar a los demás; le correspondía ayudar, y dio con la mano abierta; como dirigente, actuó con dedicación y  ayudó sonriente a los que sufrían de HAMBRE. Yo confío en tu  sabiduría, yo confío en tu liderazgo democrático y en tu visión social de la naturaleza humana, yo confío en tus valores y creencias cristianas, yo confío en tus expresados sentimientos de respeto,  amor, apoyo y voluntad de servicio para con tus ADULTOS HERMANOS MAYORES de la RA. No me defraudes y permite que abrigue la esperanza de que algún día, cuando Dios y el destino logre reunirnos, yo pueda decirte ¡Gracias, hermano menor!

Me siento orgulloso de ti, que la paz sea contigo. Esa esperanza me conforta y me llena de alegría en todas estas amarguras.

Recibe un fraternal y sincero abrazo y el respeto a través de la distancia, de tu hermano mayor RA residenciado en el exterior.


Tcnel. William Carvajal
williamcarvajal@hotmail.com