LEDHERMAN




Ciudadana Almirante en Jefe
Carmen Teresa Meléndez Rivas
Indudablemente el poder enferma.

#ActuaMasQueQuejarte
Coronel (Ej-Ven) Manuel A Ledezma Hernández

Continúan las discriminaciones y las deficiencias en nuestra seguridad social, tanto para ACTIVOS como para los que se encuentran en situación de retiro y en especial los familiares sobrevivientes, quizás los más despreciados.

Quizás usted diga que el presidente de la Junta Administradora del IPSFA, o el ministro de la defensa como rector de la seguridad social en la FAN, son los llamados para atender las dificultades que se relacionan con esa seguridad social, pero eso no es así, ¿sabe por qué?... ¡porque a ellos no les importa, ni les afecta esos “inconvenientes”; ni siquiera se dignan a dar una respuesta y cuando, excepcionalmente, lo hacen siempre es negando derechos y beneficios que corresponden por ley, citando razones incoherentes, ilógicas, alejadas de las leyes y de los derechos humanos.

Claro, usted no se entera, no se da cuenta, no es afectada, por la sencilla razón de que goza de beneficios muy superiores y los que les corresponde como militar profesional son una bagatela, algo así como un “sencillo” que usa para gastos insignificantes, fútiles; quizás ni siquiera usted se acuerda que recibe esos beneficios, tal y como les pasaba a dos “ilustres” oficiales de la aviación militar, inscritos en el partido en el cual usted milita, que se desempeñaban en la Comisión Permanente de Defensa y Seguridad de la anterior asamblea nacional… ¡ellos me confesaron, con descarado desparpajo, que ni siquiera sabían cuál era el monto de su pensión!

El caso es, ciudadana Almirante en Jefe, que apenas faltan quince días para finalizar éste año y no se termina de concretar los objetivos sociales de la famosa “Gran Misión Negro Primero” puesta en vigencia por usted, con bombos y platillos, cuando se desempeñaba como ministro de la defensa, ¿lo recuerda o ya se le olvidó?

Esos aspectos de seguridad social, contemplados en esa Gran Misión, fueron recogidos en una maltrecha ley orgánica de seguridad social mal denominada (las leyes no llevan nombres diferentes a la materia que tratan) Negro Primero y cuyo contenido no termina de aplicarse, ni para los activos ni para los que nos encontramos, como usted, en situación de retiro.

Deténgase un momento en sus tantos quehaceres y permítase un tiempo para recibir en audiencia a un oficial de la Armada, con el grado de Capitán de Corbeta, que usted conoce muy bien desde hace varios años y que, más de una vez, usted recibió en su despacho en la Comandancia General de la Armada cuando se desempeñaba en el Comando de Personal y desde allí atendió y resolvió algunos problemas de seguridad social que afectaban a los militares profesionales en situación de retiro, pero parece que usted se olvidó de ese profesional y ni siquiera lo recibe desde el momento en que ascendió en la escala del poder, ¿por qué?, ¿acaso ya no es digno de ser atendido para plantearle los continuos inconvenientes que se presentan a esos seres humanos a los cuales usted ha tratado de captar para la formación de un grupo político que apoye la gestión del actual régimen?, ¿acaso esos militares profesionales en situación de retiro y familiares sobrevivientes solo eran útiles para que usted resultara electa diputada a la Asamblea Nacional?, ¿cómo se podría llamar esa actitud?

Entre tantas irregularidades en nuestra seguridad social solo le voy a mencionar cuatro:

1. Seguros Horizonte.
2. Derecho de acrecer de los sobrevivientes.
3. Pensionados residentes en el exterior.
4. Contraloría social.

Veamos uno a uno.

Seguros Horizonte

¿Cómo es posible que nuestra cobertura básica, su cobertura, apenas sea de 350.000 bolívares?... ¡con eso, hoy día, no le ponen a usted ni una “curita” en el dedo si llegara a cortarse!... de paso, cada vez que tenemos un incremento en nuestra remuneración, Horizonte nos aumenta la cuota mensual por concepto de seguro, en una violación descarada de la ley que rige la materia.

Adicionalmente ese descuento afecta la remuneración total, del ACTIVO, del que se encuentra situación de retiro y los familiares sobrevivientes y no la remuneración básica, como lo ordena la actual LOSSFAN.

Le tengo una pregunta: usted que fue ministro de la defensa, ¿por qué, si el ministerio es el tomador de la póliza, nosotros, los ACTIVOS; los que estamos en situación de retiro y familiares sobrevivientes; tenemos que pagar una mensualidad por concepto de seguro disfrazado tramposamente como Fondo Integral para el Cuidado de la Salud?... ¡ese dinero no ingresa a ningún fondo, ese dinero va a las arcas de esa empresa de seguros.

Lo he dicho en otras oportunidades… Seguros Horizonte es una empresa de la FAN, específicamente del IPSFA quien posee más del 99 % de sus acciones, entonces ¿por qué la mezquindad de brindar una mejor póliza tal y como lo hace con otras dependencias públicas y privadas? Nuestra póliza debería ser mayor a la actual y ubicarse en un monto igual o superior a los tres millones de bolívares, que al paso que vamos con la inflación tampoco alcanzará para que nos pongan un adhesivo en el caso de un rasguño.

¡Y que no vengan a decir que para eso cuentan con la póliza complementaria!... para comenzar es insuficiente y la más costosa del mercado.

¡Tampoco aludan al Fondo de Contingencia porque éste se agota, tal y como sucedió recientemente, además no cubre el excedente no amparado por seguros Horizonte, excepto para algunos “privilegiados”; adicionalmente, el manejo de ese fondo no es transparente!

Ni hablar de la póliza funeraria.

Derecho de acrecer de los sobrevivientes

Hace mucho más de un mes que un grupo de honorables damas sobrevivientes se dirigió a quién regenta el poder ejecutivo y aún no reciben respuesta, a pesar de que usted tiene en su poder una carta entregada personalmente por el Capitán de Corbeta antes mencionado y también porque esa carta fue hecha pública en un remitido de prensa… ¿acaso esas damas no son dignas de recibir una respuesta?

Ellas no están solicitando nada extraordinario, solo están solicitando que se les respete sus derechos amparados en la nueva LOSSFAN, específicamente el derecho de ACRECER contemplado, inclusive en aquella misión Negro Primero que usted puso en vigencia.

Ciudadana Almirante en Jefe, los derechos sociales son progresivos, no discriminatorios e imposible de que sean regresivos. El IPSFA y la consultoría jurídica de mindefensa en su ignorancia sobre lo que son los derechos sociales, se han negado reconocer ese mencionado derecho y han establecido una discriminación al reconocer que solo tienen derecho aquellos sobrevivientes que resulten luego de la aprobación de la nueva LOSSFAN a pesar de que ese instrumento legal no hace alusión a esa discriminación que, de paso, sería absurdo que lo hiciera.

Dígame una cosa ciudadana Almirante en Jefe, ¿acaso son muy numerosos esos sobrevivientes a quienes se les niega ese derecho?, ¿acaso son personas jóvenes y sanas que podrán sobrevivir muchos años más o que podrán establecer un nuevo hogar con otra pareja?, ¿usted lo haría?; el IPSFA alude que sería una carga muy grande en el aspecto financiero, ¿quién le dijo al IPSFA que la seguridad social es “económica” y que los ancianos no se merecen ser amparados por la seguridad social por la cual cotizaron toda la vida y aun en sus penalidades económicas siguen cotizando?... ¡pero sin embargo recientemente aceptaron la incorporación intempestiva de tres mil (3.000) guardias nacionales y que en realidad el número de nuevos amparados por el IPSFA ascendió, sin planificación ni concierto, en un mínimo de quince mil (15.000) personas, si tomamos en cuenta los tres mil guardias nacionales, tres mil padres, tres mil madres, tres mil consortes y por lo menos un descendiente de cada guardia nacional!

Es justicia que se reconozca ese derecho de ACRECER que están padeciendo duras penalidades los familiares sobrevivientes y, aún así, siguen cotizando indebidamente para su supuesta seguridad social.

Pensionados residentes en el exterior

Este es otro caso ABERRANTE.

Son venezolanos, son compañeros de armas, son personas de la tercera edad, son ancianos que están padeciendo hambre y múltiples penalidades en el exterior donde residen, algunos desde hace casi treinta años, muchos de ellos han tenido que recurrir a la caridad pública, otros a los órganos de ayuda social del respectivo país de residencia, otros han perdido su vivienda, otros tienen que ser mantenidos por sus hijos ¡A PESAR DE QUE POSEEN UNA PENSIÓN PERO NO LA RECIBEN!

 Eufemísticamente, desde hace tiempo el IPSFA, quién tenía, y tiene, la responsabilidad del pago de esas pensiones, decidió lavarse las manos y se limitó a decir que su obligación llega hasta el momento de depositar esas pensiones en los bancos nacionales, ahora quiero que me diga el IPSFA y usted: ¿Cómo diablos hace un ciudadano para conseguir las divisas necesarias para poder sobrevivir en el exterior si existe un inhumano control de cambios para ese tipo de remesa?

Contraloría social

Esto está contemplado en la nueva LOSSFAN, ¿por qué no se ha implementado?, ¿tienen miedo?, ¿a qué le temen?

Para finalizar, ciudadana Almirante en Jefe, usted sabe muy bien que hace poco tiempo fue creada una empresa petrolera bajo la administración de la FAN, ¿dónde están los beneficios que debe generar esa empresa?, ¿para qué y adonde están destinados?, ¿cuál es el aporte para la seguridad social de la FAN?, ¿ACASO QUE LOS BENEFICIOS QUE TIENE QUE GENERAR ESA EMPRESA PETROLERA, AUNQUE SEA PARTE DE ELLOS, NO SE PUEDEN DIRIGIR A LA SEGURIDAD SOCIAL Y ESPECÍFICAMENTE PARA PAGAR EL DERECHO DE ACRECER DE LOS SOBREVIVIENTES Y LOS PENSIONADOS RESIDENTES EN EL EXTERIOR?

¿Tampoco es de su conocimiento que existe una resolución de mindefensa, hace varios años, que por orden del anterior jefe del ejecutivo se nombró una comisión de militares profesionales activos, presidida por un oficial almirante, hoy fallecido, para administrar y controlar los recursos que PDVSA destinaría a la seguridad social de la FAN?... Averigüe, le garantizo que encontrará esa resolución que nunca fue anulada.

Ciudadana Almirante en Jefe, retome su aspecto humanitario que demostró en épocas anteriores, no hay mayor gloria que ser útil a los desvalidos y hacer respetar sus derechos. Usted puede, está en sus manos, ahora con mucha más razón y poder, solucionar por lo menos esos cuatro “inconvenientes” que se presentan en nuestra seguridad social. Recuerde que usted no es eterna, así como no es eterna la época que vivimos y que el poder, sobre todo en estas circunstancias, es efímero.

“Siembre ahora para que pueda cosechar mañana.”
                                                           
     Diciembre, 16 de 2016