LEDHERMAN




Telepatía endógena

Coronel (Ej-Ven) Manuel A Ledezma Hernández

En nuestro país suceden cosas increíbles e inesperadas. ¡Tenemos un esper [1]!

Ojo, no me refiero  a un esperpento -aunque exista alguna similitud- ni mucho menos a un esperto -porque se escribe con equis-  ni a un espermatozoide, nada de confusiones.

Sí me refiero a nuestro flamante vicepresidente quién, con su facultad paranormal, pudo establecer contacto telepático con el individuo y tomar fiel nota de sus deseos y retransmitirlos al teniente presidente de la Asamblea Nacional ‘el cual la aceptó’.

Tiene que ser así, no hay otra explicación. La información oficial sobre el estado de salud del individuo nos ha dicho que:

Padece de una infección pulmonar severa, fue necesaria realizarle una traqueotomía, sus signos vitales están sostenidos mecánicamente, se encuentra en coma inducido.

En los boletines médicos integrales se ha sostenido que el paciente sigue “estable”.

¿Qué significa estable?; en criollo se entiende que ‘ni pa’tras ni pa’lante’.

¿Entonces cómo es posible que un paciente ‘entubado’ y además en un ‘coma inducido’ pueda articular alguna palabra o hacer algún gesto o escribir?

Otra cosa, siendo el personaje como es, ¿va a desperdiciar una oportunidad para dirigirse directa y personalmente -por VTV- a sus correligionarios? ¡Eso no se lo cree ni su más fanático seguidor! Por lo tanto, la carta leída ayer 8 de enero en el Parlamento solo es una trácala de quienes ocultan una delicada verdad al país para poder continuar, ellos, medrando los dineros de todos los venezolanos y continuar con la vil explotación de los más necesitados con el uso del arma más cruel que puede emplear un ser humano contra otro: ¡LA ESPERANZA!

Estos personajes, tantos los rojos como los multicolores, creen que todos los venezolanos son estúpidos como ellos, pero están equivocados y podrían llevarse una sorpresa, tarde o temprano.

Aún queda una alternativa para recuperar, para salvar el país, y está en manos de una mujer que aún debe quedarle un mínimo de dignidad y amor sincero por esta Tierra de Gracia que la vio nacer. ¿Tomará la decisión adecuada? ¡Es una gran incógnita dada su trayectoria!

Para concluir, me permito transcribir la parte final del escrito del ciudadano General de División Fernando Ochoa Antich y que circuló el día 06 de enero 2013:



“La decisión de Marcos Pérez Jiménez de permanecer en el poder después de finalizar el período presidencial generaron las condiciones para que un grupo de oficiales medios se insurreccionara  el 1 de enero de 1958. A partir de ese momento, se inició una importante crisis política  que condujo  a  los Altos Mandos a derrocar al dictador. La Junta de Gobierno, presidida por el contraalmirante Wolfang Larrazabal, interpretó el sentimiento de los venezolanos, que aspiraban el establecimiento de un régimen democrático, y convocó a unas elecciones justas y transparentes. La Fuerza Armada fue el factor fundamental para alcanzar esa aspiración popular. La historia es siempre buena consejera. Actualmente, los venezolanos exigen derrotar el odio y recuperar la tan ansiada unidad nacional.

Caracas, 6 de enero de 2013”


Enero, 09 de 2013


[1] Término acuñado por Alfred Bester en 1950 y deriva de la abreviación ESP, a su vez acrónimo de Extrasensory Perception.