LEDHERMAN



Seguros Horizonte

Coronel (Ej-Ven) Manuel A Ledezma Hernández

SEGUNDA PARTE
I
La reunión del día 14 de agosto de 2013 se llevó a efecto con un ambiente de muy alto respeto, consideración, libre expresión y disposición para oír las inquietudes y necesidades que allí se expusieron.
Trataré de resumir lo tratado en cada uno de los puntos de la agenda, no sin antes destacar que en esta primera reunión no se tomarían decisiones y todo lo que allí se expusiera se elevaría al conocimiento del Presidente Ejecutivo de Seguros Horizonte, quién decidirá las acciones a tomar.

1.- Universo de personas amparadas por el Convenio FAN.
Fue informado el número de titulares, sin incluir el universo de familiares directos.

2.- Aporte del Ministerio de la Defensa y aporte del IPSFA por los descuentos efectuados a sus afiliados. Razones para que el militar profesional tenga que pagar prima de seguro, sobre su sueldo integral mensual, cuando en otras empresas y organizaciones del Estado los asegurados no pagan ninguna prima.
El Convenio FAN correspondiente al año 2004, último al cual se tuvo acceso, contemplaba un aporte del Mindefensa por Bs. 62.633.508.991,37 (equivalentes, hoy día, a Bs. 62.633.508,99) y los Titulares, mediante descuento realizado por el IPSFA, aportarían 23.088.551.250,48 (equivalentes, hoy día, a Bs. 23.088.551,25). Para este año 2013 se desconoce cuánto es el aporte de Mindefensa y el de los afiliados al IPSFA.
Dado el elevado monto que debe estar aportando el Mindefensa, por una cobertura máxima de Bs. 50.000, ¿se justifica que el afiliado al IPSFA (titular) deba pagar una prima mensual por concepto de seguro cuando, inclusive, los empleados de Mindefensa no pagan prima por su seguro con esa misma empresa?, así mismo se expuso lo inconveniente del descuento por prima de seguro sobre la remuneración integral mensual y no sobre la remuneración básica mensual.
Queda pendiente una respuesta.

3.- Necesidad de exámenes médicos para optar a una cobertura complementaria superior a Bs. 100.000 si el asegurado tiene una cobertura básica, algunos con una vigencia de más de treinta años.
Si el Convenio FAN, para la póliza HCM, establece ‘Condiciones Especiales’ y una de ellas es: Se cubren las enfermedades preexistentes y/o congénitas, que hayan sido declaradas o no a la Compañía” (así), ¿cuál es la razón de exigir exámenes médicos para solicitar una cobertura complementaria superior a Bs. 100.000?
Queda pendiente una respuesta.

4. Incremento del pago mensual por prima de seguro cada vez que aumenta la remuneración sin el correspondiente aumento de la cobertura.
Se demostró que cada vez que se aprueba un incremento en la remuneración, bien sea por el aumento del valor de las Primas o por aumento de la remuneración básica, también aumenta el descuento en nuestras remuneraciones por concepto de seguro sin una contraprestación, lo cual infringe la ley de seguros.
Esta inquietud tuvo plena aceptación y queda pendiente una respuesta.

5.- Cobertura insuficiente en consideración a los costos de atención de la salud y razones por las cuales se da una mejor cobertura a otras empresas, organizaciones, Misiones y similares de otros entes del Estado.
Dada la saturación de nuestros hospitales militares y algunas otras carencias, el militar profesional y sus familiares se ven obligados a acudir a consultas, cirugías y hospitalización en clínicas privadas quienes tienen un alto costo, tanto para el militar profesional como para la misma compañía aseguradora y la cobertura actual de Bs. 50.000 ya es insuficiente, lo que hace necesario incrementarla.
Se planteó las diferencias entre la cobertura para el militar profesional y su núcleo familiar y la mayor cobertura que la empresa ofrece a otras dependencias del Estado.
El ciudadano Gral. Brig. Alberto De Abreu Ferreira explicó que muchas veces esas dependencias no tienen algún tipo de previsión social u hospitales para la atención de su personal, tal y como lo posee la FAN, lo cual obliga a que el monto de cobertura sea mayor.

6.- Tipo de clínicas contratadas.
La experiencia de los directivos de las organizaciones de militares profesionales, presentes en la reunión, confirma que algunas clínicas, del Distrito Capital y con mayor énfasis en el interior del país, no reúnen las adecuadas condiciones para la atención de los pacientes.
La respuesta fue que esas clínicas son contactadas por el representante de Seguros Horizonte en la zona y, previa aprobación por la empresa, se firma un convenio con ellas. Igual situación se presenta con las funerarias.
Se ha dado el caso de rechazo de algunas clínicas por no cumplir los parámetros exigidos por la empresa, lo que permite deducir que el asegurado tiene el derecho y el deber de denunciar las irregularidades de esas clínicas y funerarias al representante de Horizonte en la zona así como al presidente de la Asociación de militares profesionales en esa misma región para que esa irregularidad pueda llegar a conocimiento de Seguros Horizonte y éste proceda a subsanarla.

7.- Deficiente comunicación y la correspondiente información oportuna sobre beneficios, productos y servicios de Seguros Horizonte.
Seguros Horizonte está consciente de esta deficiencia y ha incrementado las conferencias informativas para los militares profesionales, en cualquier situación y sus familiares, con énfasis en los que se encuentran en situación de retiro. Se hace un gran esfuerzo para la distribución de material informativo impreso.
En este punto es obligatorio reconocer que los militares profesionales en situación de retiro parece que nos volvemos apáticos, indiferentes a todo aquello que nos afecte o nos pueda afectar y cuando somos invitados a esas reuniones para recibir información no asistimos y nos limitamos a que otro afiliado nos dé una información no exacta e incompleta por ser información de segunda y hasta de tercera fuente.
También sucede que no recibimos información o respuesta a nuestros requerimientos porque no hemos actualizado nuestros datos de registro en Seguros Horizonte, tal y como sucede en este momento cuando esa empresa solicitó esa actualización y solo lo hizo un muy pequeño porcentaje de militares profesionales, tanto activos como en situación de retiro, y familiares con derecho aun cuando existió el estímulo de recibir un premio, por sorteo, para aquellos que así lo hicieran.
Agosto, 15 de 2013