LEDHERMAN



EXTRAÍDO DE INTERNET
Sin desperdicio

Coronel (Ej-Ven) Manuel A Ledezma Hernández

Sin olvidar aquello de la ‘ley del embudo’, sabemos que los militares en servicio activo no pueden dar declaraciones públicas ~disposición sólo válida para los subalternos jerárquicos no ‘encumbrados’~ mucho menos si ellas son críticas al des-gobierno en turno, pero esta limitación no resta ningún mérito, ni veracidad, a lo expuesto por el ciudadano Antonio Rivas en su artículo “Venezuela sin Fuerzas Armadas”, que me permito transcribir a continuación, sin modificación alguna excepto por las negrillas y subrayados hechos por el infrascrito:



Venezuela sin Fuerzas Armadas
ANTONIO RIVAS
Hay militares a quienes, sin importar la talla, el uniforme les queda grande. Y al parecer, en Venezuela hay muchos de esos.
El reciente anuncio del presidente Maduro, de haberle dado ascenso militar a los que, infructuosamente, intentaron dar un golpe de Estado a presidentes democrática y legítimamente establecidos en Venezuela, es una estocada final a la institucionalidad que quedaba. A mi juicio, eso pasó casi por debajo de la mesa, pero mi lectura es que eso fue decir a toda voz que las FANB son el ejército privado del PSUV, o he decir, el ala armada del PSUV. Cualquier cosa, menos las Fuerzas Armadas de Venezuela.
Y yo me pregunto: si eso me indigna a mí, que soy un ciudadano civil, común y corriente ¿qué sentirán los militares activos? ¿Nada?
¿Tanto es así la combinación de dinero y falta de orgullo en las filas castrenses que nadie le pone "un parao" a eso? Y no es que uno espere que se alcen en armas por eso, pero ¿ni siquiera una pronunciación digna al respecto? Si es que acaso es algo lógico, aunque sea explíquenle al pueblo qué es eso tan meritorio que hace de estos señores dignos de ascenso militar, aun cuando fueron expulsados de las Fuerzas Armadas por atentar contra el hilo constitucional. Explíquenle al pueblo por qué Diosdado Cabello es más capitán que aquel teniente que nunca ha atentado contra la democracia y no ha recibido ascenso. Por qué Francisco Arias Cárdenas, golpista confeso, es más coronel que los tenientes  coroneles activos que, inclusive hoy, han optado por respetar el Poder Electoral en vez de intentar dar otro golpe de Estado.
Cuando cosas como estas suceden, y veo que no hay un solo militar que se digne a hacer respetar su propia institución, entiendo por qué la delincuencia está desatada, la guerrilla cobra vacuna a los ganaderos, la droga viaja en líneas aéreas comerciales y el crimen organizado azota al ciudadano honesto. Simplemente ahí ya no hay voluntad institucional.
En cualquier caso, soy un fiel creyente en que el tiempo de Dios es perfecto. Sé que el PSUV, por ahora, seguirá disfrutando el creerse dueños del país. Algún día la Venezuela digna y culta deshará toda esta vergüenza, revocará los ascensos, recobrará la institucionalidad y escribirá la historia como debe quedar escrita. Pueden estar seguros de que eso sucederá, aunque no estemos para verlo.
@AntonioERivasR
Enero, 07 de 2014