LEDHERMAN



Sobre la Seguridad Social en la FAN venezolana y algo más


Coronel (Ej-Ven) Manuel A Ledezma Hernández


Es extraño. Hay un total silencio sobre la situación actual (y persistente) de nuestra Seguridad Social.
Existen varias razones para que se haya producido ese silencio y ellas son:

1. Se corrigieron todas las deficiencias que, poco a poco estaban destruyendo nuestra Seguridad Social.
2. La Gran Misión “Negro Primero”, implementado e impulsado por la AJ Carmen Meléndez alcanzó, exitosa y rotundamente, todas las metas establecidas.
3. El presidente de la Junta Directiva del IPSFA dictó las justas y precisas órdenes al presidente de la Junta Administradora de ese Instituto para que se cumpliera exactamente lo que ordena la vigente Ley de Seguridad Social de las FF.AA.NN., 1995.
4. Quizás una nueva idea sobre lo que es la Seguridad Social de los integrantes de la FAN haya corregido las deficiencias.
5. Y la más probable razón quizás sea la indiferencia, apatía de todos los que deben ser amparados por un sistema de seguridad social propio, según lo ordena la Constitución de la República, o… lo más probable sea el conformismo con las migajas que nos arrojan y que muchos recogen a costa de su dignidad.

Pero la verdad es otra. Aún continúan las mismas deficiencias e inclusive algunas se han agravado.
Por ejemplo:

1. Aún no se aprueba la Ley ORGÁNICA de seguridad social de la FAN, ordenada en el artículo 328 de la Constitución. Sólo están registradas las palabras huecas de los falaces diputados (presidente y vicepresidente) de la inútil Comisión Permanente de Defensa y Seguridad, ofreciendo que dicha ley sería aprobada en este año.
Ineficiente Comisión porque inclusive han llegado al extremo de no ocuparse o emitir opinión o ejercer alguna acción ante la progresiva pérdida de la Guayana Esequiba. (¿Acaso el silencio de esa Comisión no tiene un “tufito” de traición a la Patria?)
2. Ni el ministro de la defensa ni el presidente de la junta administradora del IPSFA han cumplido con la dotación o equipamiento de los hospitales militares que tan pomposamente plasmaron en el programa de la Gran Misión Negro Primero.
3. Aún los familiares sobrevivientes amparados por la ley, no reciben los incrementos de pensión que fueron ordenados, así como tampoco se les ha reconocido el derecho de a crecer, también contemplado en esa demagógica Gran Misión ya nombrada y que pretende reemplazar a la LOSSFAN.
4. A usted, y a todos, los jubilados y pensionados de la FAN le pagaron incompleto el Bono Recreacional, a pesar de que fue una promesa del ministro de la defensa de homologar ese pago al que corresponde a quienes están en servicio activo. Otra promesa incumplida, luego ¿es posible creer en su palabra y su supuesto “liderazgo”?
5. Tampoco el ministerio de la defensa, a través del IPSFA, ha honrado el pago de la “Retribución Especial bimestral” correspondiente a enero/febrero 2015 y ya comenzó a acumularse el bimestre marzo/abril 2015.
6. Los jubilados y pensionados de la FAN que residen en el exterior no han recibido el pago de jubilación o pensión correspondiente a los meses julio/diciembre 2014 ni la bonificación de fin de año 2014 y el IPSFA da como cumplido el hecho de depositar el dinero correspondiente en las cuentas individuales en Venezuela, pero es incapaz de tomar un poco de interés por esos compatriotas y compañeros de armas y presentar alguna forma de acción al ministro de la defensa para que agilicen esos trámites y que los residentes en el exterior puedan subsanar sus necesidades y compromisos dinerarios.
7. La incorrecta forma de pago de la prima mensual por Seguros Horizonte, amén de la exorbitante prima que esa compañía cobra por el total del seguro colectivo, contraviniendo lo que establece la norma que rige a las compañías de seguro.

Existen muchas otras irregularidades;… ¿y aun así creemos que todo está bien y lo aprobamos con nuestro silencio?
¡Es deplorable!, lo mismo sucede con la situación que vivimos diariamente, secuestros; asaltos; asesinatos; represión; violación asidua de derechos humanos; corrupción descarada; escasez; racionamiento de alimentos; pésimos servicios públicos; ineficiencia del gobierno, desde la máxima autoridad hasta los Alcaldes de cualquier color; y pare de contar.
Poco a poco nos convencieron que nada de eso importa y lo que sí importa es prepararnos para las próximas festividades y la más cercana es la del “Primero de mayo”, un largo fin de semana.
Y lo más preocupante es que los autollamados políticos de oposición están mucho más preocupados por las elecciones parlamentarias, mientras tanto: ¡Qué sigan esos hechos irregulares y atroces citados anteriormente!, porque “ellos” van a ‘ganar’ esas elecciones y podrán revivir a los muertos; los secuestrados aparecerán instantáneamente sanos y salvos; los alimentos y las medicinas caerán del cielo donde seguramente están acaparados; nuestros hijos regresarán de inmediato; y todo será felicidad plena.
Definitivamente, no vale la pena preocuparse por lo que sucede y, como decían los españoles con motivo a su primera constitución, ¡VIVA LA PEPA!


Abril, 07 de 2015